---V0C35--- (26) //0La5// (21) 07r05 4u70r35 (69) 0jo5 (25) 11uv1a (29) 2008 (1) 35k4m45 (29) 35Qu1na (12) 3n Ca5a (25) 50n3705 (22) 7i3rra (13) a mano alzada (60) A ras de Lengua (25) A7ulej0s (16) A8ua (41) AB3C3D4R10 (6) ACacia (17) Acaró71c0 (42) AiR3 (27) al80r35 (20) Alas (20) Amanecer (21) Amar1ll0 (27) Ár80l35 (23) Arcanos (39) área de Lino (16) Argelado (26) Atar-de-Seres (7) Autoparlante (15) AV35 (25) Azulapislázuli (36) B3lls (23) Ba-húles (29) barcos (24) Big Bang Baby. (3) Bilingual (16) bocetos (38) Breviario (53) Burning Blues (24) ByN (19) c0n 5an8r3 (20) C4ndy-C4r4m3L1a (10) cabos sueltos (26) Caducho (2) canciones (25) Canciones Traducidas (7) carbones rapaces (13) Cárdeno (1) Casas Rurales (5) cegueras (20) cicatrices (46) Cu3n705 (23) D A 2 (49) d-rota (12) D1x10nar10 P3rr0 (11) D3 M4dru84d4-MuyT4rd3 (11) D35ang3l4d0 (15) Da8u3rr071p05 (8) DDJJ (3) de antes (23) de/s/memorias (19) Decinas (1) dedos húmedos (23) DesProsas (3) Deudas Impagas (32) Deudas Pagas (19) El saludo de la lluvia (3) en las nubes (48) Entre Ríos (15) Erotozoo (43) Espejos (22) F0705 (19) f10re5 (22) fantomloop (20) Five Hundred Thousand Fingers (18) Frac/Tales (29) Frases (2) Fu380 (18) g07a5 (18) H13r8a5 (19) H3bra5 (19) H3bra5 para las c1nc0 de la Tarde (15) Haduendes (16) Hu31145 (7) Humar3da (14) Idus de Marzo (3) In Itinere (1) Inner Twitter (7) intertextos (2) IraAmarga (12) jirones (62) Ju3v35 (13) kitch (20) L05 3n735 (2) Le-Prosas... (2) Lilamorados (7) Lit3raTunning (2) LosJuevesYapa (11) LúD1ka (27) Lun35 (12) Luna (16) M4n05 (25) MDQ (18) message in a bottle (12) minimal (14) N38rur45 (17) Naufra8105 (17) noche (59) numeral (56) Ocres (56) Ok7u8r3 (16) Orquideario (15) Orugas (10) P135 (16) paedia (23) Páginas de "La mesa" (Grupo X) (2) para los navegantes (23) Paraná (11) Pé7r3o (27) Peceras (35) perfume (35) Ple8ar1a5 (22) Plumas (21) Plumifacencias (16) PostAle´s (3) PR05A1KA (9) Recortes Viejos (6) Recuentos de Marzo (27) reveses (30) rojo (53) Roturas varias (48) Rubí (2) S3ñas D3l su3ño (17) sal (9) Salina Grande (2) saludo-al-aire (8) sarco-sacra (9) serial killed (17) Serie Q (44) SeriePerlas (11) Silencio en fuga (19) Sinceralia (10) SiSm0g0ní45 (20) Smellin RandoM deVice (10) sol (14) soliloquios (51) Solitudes (27) SuCesión (19) Surreal (29) Sylne (2) teorías y conceptos (4) Tiempo (19) Tr3s D3dos (13) trabajos (4) Trípticos (10) tu nombre (35) TXTosterona (8) un dedo (36) urbaNeo (16) V (6) V13rn35 (15) V1g1L145 (20) V480n35 (26) Vademécum (18) Venezuela 2013 (10) Verano (21) Verdores (49) Versalia (60) viajes (49) zzzF3R45 (19)

martes, 23 de mayo de 2017

P h i F r a c c i ó n

,
,
,


,
,
,




6,14;

no buscado 

por los costados de la tarde 

entra tu olor y se queda a esperar el tren: 




al ver que sus ojos 

se estiran al horizonte 

la lástima me hace romper el silencio:

le digo que ya no pasa, 

que lo único que ha quedado de esa nave 

son estas vías oxidadas 

durmiendo debajo de los adoquines, 

que confunde su silbato 

con alguien que va 

con las manos en los bolsillos 

masticando alguna melodía añosa; 




me mira de costado, 

se da vuelta 

se acomoda el pelo 

y redobla la esencia 

que acaricia mi nariz; 

caminar sin perderle de vista




hasta que se apoya en la baranda 

y se pierde de ojos hasta la otra costa 

demorándose más de la cuenta 

en el trayecto reciario, 

más que nunca a esa hora



,
,
,



sábado, 20 de mayo de 2017

P h i L a m e n t o s


,
,
,



,
,
,




: 6,142; 

y cuando se hace de noche 

el agua se enlecha culpa de la luna; 



: 6,143;
caravana de ranas y de remos, el remolcador enfrente, ahí en el río, como alucinación 

                                                ¿qué llevará? 

todas esas cajas llenas de números mientras acá los números se multiplican en palabras; alguien prepara el mate; alguien se ríe, un chico allá arriba entre el avión y el patito sirirí 

                                (hay que pintarlo de nuevo, pobre); 

canberra y ave, ambos vuelan, aunque por motivos encontrados y con distinta suerte; volaba y vuela, cada vez menos, cada vez es más raro verlos surcar la noche de leche



: 6,144;

luces de susurro, no alcanzan a despegar los contornos de las cosas de lo oscuro

o la negrura no termina de tragarse las cosas circundantes

o la luz las salva a último momento, la existencia de las cosas depende 

de esa fragua de luz breve, sin color apenas

cada palabra la apaga un poco, cada una va desborrando las cosas

definitivamente; tu nombre flota a la deriva frente a la isla

como endeble balsa soplada a la deriva por un dios pordiosero descalzo y antojadizo

flota entre los camalotes cansados de viajar

a ellos les parece un ave, para ellos tu nombre es el extranjero

no su torcido verdor sin gracia

a punto de invisible en el eterno trayecto del agua

su rumor se apaga

ahoga a las palabras que lo esperan...




miércoles, 17 de mayo de 2017

El reflejo de la siesta

,
,
,


,
,
,


cosas del agua:

te da por memorizar su gusto 

detrás de los dientes




averiguar el futuro

en el gusto de un beso 

caminar enterrado hasta las rodillas 

en tres capas de verdes 




verdad respirada 

contra el paladar 

por hilos de tercer ojo;

torcer la ceguera 

para que oído & olfato 

sepan la juntura exacta 

de cada pieza


,
,
,



lunes, 15 de mayo de 2017

Reflejos del Color



,
,
,



,
,
,

lejos 

detrás de nada 

todo se mece 

cuece 

suma 

sube 

emerge 

teje leves 

ocho coma nueve




los resultados de las cuentas son raros 

m á s e n d í a s a s í

cuando lo dulce del agua 

se trepa desde el empeine 

hasta el verde recién cebado

,
,
,



sábado, 13 de mayo de 2017

A punto de prisma

:
/
:




:
/
:


Ahora duermen. El amanecer aún
no se insinúa. Dos espectros sin 
contorno a la deriva. Una sola 
sombra dentro de la húmeda 
cavidad de una boca 
recién llovida.


Perfume denso de pieles mezcladas.
Ninguna palabra cabe en el espacio
en medio. Ninguna palabra baja
a comer de ninguna mano. Espejo mudo.


Bajos párpados congelan el tiempo.
En las manos siguen frescas las huellas
de recientes manadas de caricias.
Estampida a ciegas en lo oscuro.


Los brazos se estiran como un horizonte.
Las piernas se aferran a los contornos
y el regusto que las respiraciones 
retienen desde el entresueño, 
hacen parecer imposible 
cómo ahora duermen.


:
/
:





domingo, 7 de mayo de 2017

A contra sombra

,
,
,



,
,
,

siempre que las sombras

amagan expandir su reino

vuelvo a la generosa

curva de tu sonrisa



los ángulos de luz

se invierten hacia los rojos,

húmedos naranjas

con oficios de horizonte

donde me bautizo nuevamente

en lagos de tu nombre



contra algún amague gris de la jornada

propongo el refugio de tu abrazo,

memoria llena de pájaros

de primavera

entre ramas colmadas de fruta

a punto de estación



he dormido al borde de tus volcanes,

pero más me he desvelado

a un centímetro de tu mirada,

explosión interminable

de ternura

de mujer florecida




abeja reina,

todavía bailo al ritmo

de la repetición de tus aguijones

perdidos en mis profundidades,

me sigo tostando al sol del trópico

para que tu color me colme

tanto como tu aroma me enrama




no hay día que la sombra

no amague su batalla,

tampoco uno en que sus crías

no te reparen en mis paredes

en medio de coreografías marinas

azarosas y desbocadas




suelo volver a los huecos de tus sábanas

buscando huellas de palomas y mirlos,

picapalos y águilas, criaturas vueltas

de sus cenizas para apuntar los altos destinos

de tu piel en primavera

por túneles de obsidiana y de cobalto




nunca rehuyo de las sombras

porque allí aprendí a memorizarte

entre la bruma de la oscuridad

más desnuda de una noche de lluvia,

ciego cedido a la vorágine

de tu piel manada,

de tu piel vocablo,

de tu piel madrugada curva

con lagunas de miel y frutas ásperas,

para colmar panales tibios

y dejar semillas en los rincones húmedos de tus labios,

para aprender la lengua nativa

de interminables mariposas carnívoras



no hay día que tu perfume

no vuelva a ocupar el espacio de mi pecho

y te encuentre dormida a mi lado,

llenando mis manos



,
,
,


jueves, 4 de mayo de 2017

Sentencia



El ángel de las cuatro firma la sentencia. Cada letra es una piedra que huele a tumba a fuerza de próximas lágrimas, por el manar de su tinta. Lo que antes había sido silencio, ahora traduce al azogue en filos llamadores de sangre. Ya no devolvía formas, cansado del  mentiroso oficio de duplicar, ahora se venga mostrando el interior de quien se asome. 



El viento entra por la ventana oblicua, huele a lo que supura su herida, con ráfagas de hormonas y sudor mezclados entre el aroma de lirios & violetas. Tres haces de luz cruzan toda la pieza y perforan el muro posterior con pelusas suspendidas y le estampa su leche reñida con la tarde naranja.



Casi al final los acusados entran con las facciones borradas y se ubican en fila en el centro del recinto. Ya no hay nada que hablar o discutir, el sesgo, el destino de todo ha estado claro desde el principio. Dentro de una hora, sus restos empezarán a ser un olvido de la historia.