---V0C35--- (22) //0La5// (18) 07r05 4u70r35 (68) 0jo5 (21) 11uv1a (26) 2008 (1) 35k4m45 (27) 35Qu1na (11) 3n Ca5a (24) 50n3705 (21) 7i3rra (12) a mano alzada (59) A ras de Lengua (23) A7ulej0s (15) A8ua (41) AB3C3D4R10 (5) ACacia (17) Acaró71c0 (40) AiR3 (25) al80r35 (18) Alas (20) Amanecer (19) Amar1ll0 (26) Ár80l35 (22) Arcanos (37) área de Lino (16) Argelado (25) Atar-de-Seres (7) Autoparlante (14) AV35 (23) Azulapislázuli (34) B3lls (21) Ba-húles (28) barcos (24) Big Bang Baby. (1) Bilingual (16) bocetos (38) Breviario (53) Burning Blues (22) ByN (19) c0n 5an8r3 (20) C4ndy-C4r4m3L1a (8) cabos sueltos (26) Caducho (2) canciones (25) Canciones Traducidas (7) carbones rapaces (13) Cárdeno (1) Casas Rurales (5) cegueras (20) cicatrices (46) Cu3n705 (23) D A 2 (49) d-rota (12) D1x10nar10 P3rr0 (11) D3 M4dru84d4-MuyT4rd3 (11) D35ang3l4d0 (15) Da8u3rr071p05 (8) DDJJ (3) de antes (23) de/s/memorias (19) Decinas (1) dedos húmedos (23) DesProsas (3) Deudas Impagas (32) Deudas Pagas (19) El saludo de la lluvia (2) en las nubes (46) Entre Ríos (13) Erotozoo (42) Espejos (20) F0705 (19) f10re5 (22) fantomloop (19) Five Hundred Thousand Fingers (16) Frac/Tales (29) Frases (2) Fu380 (18) g07a5 (18) H13r8a5 (19) H3bra5 (19) H3bra5 para las c1nc0 de la Tarde (15) Haduendes (16) Hu31145 (7) Humar3da (14) Idus de Marzo (2) Inner Twitter (7) intertextos (2) IraAmarga (12) jirones (62) Ju3v35 (13) kitch (20) L05 3n735 (2) Le-Prosas... (2) Lilamorados (7) Lit3raTunning (2) LosJuevesYapa (11) LúD1ka (27) Lun35 (12) Luna (16) M4n05 (25) MDQ (17) message in a bottle (11) minimal (14) N38rur45 (16) Naufra8105 (16) noche (59) numeral (56) Ocres (56) Ok7u8r3 (16) Orquideario (15) Orugas (6) P135 (16) paedia (21) Páginas de "La mesa" (Grupo X) (2) para los navegantes (22) Paraná (11) Pé7r3o (27) Peceras (35) perfume (35) Ple8ar1a5 (22) Plumas (20) Plumifacencias (15) PostAle´s (3) PR05A1KA (8) Recortes Viejos (5) Recuentos de Marzo (27) reveses (30) rojo (53) Roturas varias (48) Rubí (1) S3ñas D3l su3ño (13) sal (9) Salina Grande (1) saludo-al-aire (5) sarco-sacra (9) serial killed (14) Serie Q (44) SeriePerlas (11) Silencio en fuga (18) Sinceralia (8) SiSm0g0ní45 (18) Smellin RandoM deVice (8) sol (13) soliloquios (50) Solitudes (25) SuCesión (18) Surreal (28) Sylne (1) teorías y conceptos (4) Tiempo (16) Tr3s D3dos (12) trabajos (4) Trípticos (10) tu nombre (31) TXTosterona (7) un dedo (35) urbaNeo (14) V (5) V13rn35 (13) V1g1L145 (16) V480n35 (24) Vademécum (16) Venezuela 2013 (10) Verano (20) Verdores (47) Versalia (58) viajes (49) zzzF3R45 (18)

jueves, 25 de agosto de 2016

O j o s d e P i e l



,
,
,


,
,
,



Tengo ojos sin cuerpo que te ven. Por eso duelen. Porque incluso saben olerte a tientas entre las fauces de lo oscuro. Lamo tus sueños dentro de mi cabeza para que mañana espabiles con la misma sonrisa que hipnotiza pájaros y arrumba las mareas en el ocre del otoño.

Vago por la tibieza de tus intersticios, triste venganza de no tenerte. La espuma, la sed, el vapor del vidrio, la boca inmensa de la noche. Nada ni nadie que quite este hambre eterno, despiadado. Todo sobra, todo falta, todo es vacío por el espacio que tendrías que estar ocupando al iluminar mi costado. Olor a flores frutales con pizca de mar. Tu pelo suelto, por si la lluvia volviera a desatarse. Las llaves, las llamas, los sismos. Los sonidos agudos de la noche pegados a tu piel húmeda en verano. El agua no alcanza y sigue avanzando. Olas, o las oleadas del primer impacto.

Tus imágenes van encendiendo mi imaginación como una bandada de loros enloqueciendo las palmeras infernales de la siesta. Me pongo barroco, me vuelvo barro. Luz tenue, tu piel en una trinchera umbrosa de la casa, al alivio de la fresca brisa. La vela, la vela en vilo. Su lengua creciendo al ritmo del Sahara. Erecta, ágil, vengativa. Ciega por la trama de tu cintura, enredaderas de Babel en tus tobillos, las ganas se trepan hasta la guarida de la serpiente dulce. No me calmo. Nada que no sea llenarme las manos y los costados con tus clavos puede colmarme. Vinagre espero de la herida de las columnas de tus piernas por bautismo. Eso y la sed. Nada más seda. Tu pelo, tu cara, tus ojos impregnando la cadencia de las velas. Mínima lumbre de vela se apaga con el vaivén, vendaval de cuerpos en alta mar. Marea. Me mareas.

Me hago una máscara con tu piel. Ya no soy yo. He sepultado mi cara en tus caderas, me tajan. Tumba de piedra y nervio. Algún día alguien habrá de encontrar mis huesos sin nombre en posición de adorar, y a contra sol vas a estar vos en algún pueblo, tendiendo sábanas blancas al calor de un día feriado, ataviada con todas mis olvidadas maneras.



,
,
,




lunes, 22 de agosto de 2016

Tu cuerpo enciende los confines de la noche

,
,
,



,
,
,



Tu cuerpo enciende

los confines de la noche.



Imposible discernir formas

en el cortejo de sombras

que danzan oscuridad.



Tu cuerpo, brocal innato.

Motor álmico en dominios

de la sed. Abro la puerta.

El perfume invade la penumbra.

Iza mis párpados. Pone

la barca en movimiento.



Habremos de apedrear

mil veces el mismo tropiezo.

Clavar los zapatos al suelo

a la entrada de la carpa.

Volverás a reírte de mi cara

de verdad, pero no volveré a ofrecerte

la comodidad de mis máscaras.



Es esto o nada, a piel pelada.

Al que no le guste que siga

en pos de su horizonte.



Tu cuerpo, capital sagrada.

Nombre con que bautizar los sueños.



Ahora el tiempo es sagrado para mí

aunque no se note el fulgor de mi pecho.

Los latidos que me queden habré

de gastarlos con gusto y a mi manera

mientras tu cuerpo incendie los confines de la noche.

Marque la cancha en las arenas húmedas

de Desideria, ciudad inicial.



La fogata costera nombra tu mirada

en el dialecto antiguo de los dragones.

Mapas del cielo te atesoran.

Multitudes bailan y te cantan.



Seguiré soñando a kilómetros

el desierto de tus piernas. Contaré

descalzo los latidos. Las horas.



Gusto a sangre a flor de labios

antes de cada batalla por amuleto.

Pensaré eso para evitar la locura

mientras arda en tu perfume

para ver de noche.



,
,
,


viernes, 12 de agosto de 2016

: c a r a c o l

,
,
,


,
,
,



Si fuera por mí, 
elegiría que sea tiempo de que 
las cosas quepan en una sola palabra, 


por ejemplo: caracol, 


y que al llevarlo al oído 
te me vengas entera y dormida, 
respirando sinónimos de lluvia mansa; 


mansa sed para esta boca
con vocación de verano 
donde tréboles fecundan sus fulgores 
y pelusas van formando 
telarañas en las comisuras, 
con las que otra noche a pedal y sones 
empujaremos ese corcovear 
de algodón de azúcar


la fiesta


vaivén edén,
  respiración fogón
dibujando constelaciones
      con la lengua
             en
               el
                 c
                 i
                e
               r
                z
                 o
                     de
                          tu
                             pubis. 


,
,
,






martes, 9 de agosto de 2016

l a d r ó n


,
,
,


,
,
,


No se puede robar el cielo
pero a veces basta un gesto ritual
para hacerlo mío unos momentos.


Cerrar los ojos con la imagen dentro.
Soplar. Que quepa en la cuenca
de mi mano izquierda.


Artilugio suficiente para concertar
desdémonas, topacios y por
qué no la esencia de tu
cansancio lúdico.


Si después de la saña viene la caricia
el sudor cuenta como rocío,
la bocanada que infla las cortinas
es aire que me redime en tu ombligo.


No quiero pensar en la palabra azul
ni decir mantras que te traen
a mi lado. Cuando venga la
tormenta, me necesito nublado.


No se puede robar al cielo
pero cómo escapar al crimen
de estar sintiendo tu gusto.


,
,
,








viernes, 5 de agosto de 2016

En el puerto


,
,
,



,
,
,



Los pájaros y yo
esperándote en el muelle
a punto de atardecer.

Se posan en los restos de maderos.
Las curvas de tus piernas revoloteo.

Ellos cantan y festejan en su idioma.
El viento estira la hora en mi frente.
Podrías ser la pregunta que me cuadre.
Yo tengo las respuestas que te faltan.

De todas las variables posibles, tiempo
y espacio serán las que nos traigan
algo parecido a esa danza de pájaros.
Sendero de migas y semillas.

¿Quién dice como se cruzan los caminos
circulares más que tres rayas 
mínimas en la arena?

Los pájaros y yo esperándote de tarde,
un rincón de cielo. Ellos se espejan
en chispas de tus ojos. Aroma
de frutas picoteo yo.




miércoles, 3 de agosto de 2016

B o s q u e III



,
,
,


,
,
,


para calmar el ardor de la siesta

hay que musitar tu nombre

sobre el vapor del té

que nunca terminamos de tomar



la lluvia arrecia

las ventanas son embudos

de luz innecesaria a esa hora




dejamos la ropa en un rincón del cuarto

se perfuman con los infiernos florales

que destilas en mi cara

con el conjuro de mis dedos




la siesta se termina, los fuegos siguen

convocando nuestro espacio con sus lenguas




: el yesquero de tu mirada;  : la madera de mi carne

en las sábanas queda un desastre de palabras

que los desesperados usan de talismán

cuando la sed de la siesta descontrola la fiebre


martes, 2 de agosto de 2016

B o s q u e II


,
,
,


,
,
,

desde el fondo de la noche

tiembla la esfera de luz

del nuevo día



entré a la vorágine de tu perfume

como un errante, convidado de piedra

en mis pies crecen las flores que te nombran

de mi lengua melodías dictadas por tus músculos



la última vez fuimos descalzos al bosque

a cazar magias silvestres

de ancestros insomnes;

volvimos en partes apenas:

y cada trazo es conjurado por tu risa

a la hora de siempre




,
,
,