---V0C35--- (26) //0La5// (21) 07r05 4u70r35 (69) 0jo5 (27) 11uv1a (32) 2008 (2) 35k4m45 (31) 35Qu1na (12) 3n Ca5a (27) 50n3705 (22) 7i3rra (13) a mano alzada (61) A ras de Lengua (26) A7ulej0s (16) A8ua (43) AB3C3D4R10 (6) ACacia (18) Acaró71c0 (42) AiR3 (27) al80r35 (21) Alas (21) Amanecer (23) Amar1ll0 (29) Ár80l35 (23) Arcanos (40) área de Lino (16) Argelado (26) Atar-de-Seres (8) Autoparlante (15) AV35 (25) Azulapislázuli (36) B3lls (23) Ba-húles (29) barcos (24) Big Bang Baby. (4) Bilingual (16) bocetos (38) Breviario (53) Burning Blues (26) ByN (19) c0n 5an8r3 (22) C4ndy-C4r4m3L1a (11) cabos sueltos (28) Caducho (2) canciones (25) Canciones Traducidas (7) carbones rapaces (13) Cárdeno (1) Casas Rurales (5) cegueras (21) cicatrices (47) Cu3n705 (23) D A 2 (49) d-rota (13) D1x10nar10 P3rr0 (11) D3 M4dru84d4-MuyT4rd3 (12) D35ang3l4d0 (15) Da8u3rr071p05 (8) DDJJ (3) de antes (24) de/s/memorias (19) Decinas (2) dedos húmedos (24) DesProsas (3) Deudas Impagas (32) Deudas Pagas (20) El saludo de la lluvia (3) en las nubes (48) Entre Ríos (16) Erotozoo (43) Espejos (22) F0705 (19) f10re5 (22) fantomloop (21) Five Hundred Thousand Fingers (19) Frac/Tales (29) Frases (2) Fu380 (18) g07a5 (18) H13r8a5 (19) H3bra5 (19) H3bra5 para las c1nc0 de la Tarde (15) Haduendes (16) Hu31145 (7) Humar3da (14) Idus de Marzo (3) In Itinere (1) Inner Twitter (7) intertextos (2) IraAmarga (12) jirones (62) Ju3v35 (13) kitch (20) L05 3n735 (2) Le-Prosas... (2) Lilamorados (7) Lit3raTunning (2) LosJuevesYapa (11) LúD1ka (28) Lun35 (12) Luna (17) M4n05 (26) MDQ (18) message in a bottle (13) minimal (15) N38rur45 (17) Naufra8105 (17) noche (59) numeral (56) Ocres (56) Ok7u8r3 (16) Orquideario (16) Orugas (10) P135 (16) paedia (23) Páginas de "La mesa" (Grupo X) (2) para los navegantes (23) Paraná (11) Pé7r3o (27) Peceras (35) perfume (35) Ple8ar1a5 (22) Plumas (22) Plumifacencias (16) PolarOids (2) PostAle´s (3) PR05A1KA (9) Recortes Viejos (6) Recuentos de Marzo (27) reveses (30) rojo (54) Roturas varias (49) Rubí (2) S3ñas D3l su3ño (18) sal (10) Salina Grande (2) saludo-al-aire (8) sarco-sacra (9) serial killed (17) Serie Q (44) SeriePerlas (11) Silencio en fuga (22) Sinceralia (12) SiSm0g0ní45 (22) Smellin RandoM deVice (11) sol (14) soliloquios (51) Solitudes (28) SuCesión (20) Surreal (30) Sylne (2) teorías y conceptos (4) Tiempo (21) Tr3s D3dos (13) trabajos (4) Trípticos (10) tu nombre (36) TXTosterona (8) un dedo (37) urbaNeo (16) V (6) V13rn35 (15) V1g1L145 (21) V480n35 (26) Vademécum (18) Venezuela 2013 (11) Verano (21) Verdores (50) Versalia (60) viajes (49) zzzF3R45 (19)

sábado, 25 de junio de 2016

Black Coffee


,
,
,


,
,
,


Dos tazas humean.
Cabe un invierno en cada una.
Los vapores se mezclan
a la altura de la frente.


Beben despacio. En silencio
se azotan con los ojos.
Como la borra no es lenguaje que sepan,
las miradas ceden al peso del mantel.


El silencio que crece es un yuyo amargo.
Levanta selvas donde se pierden por separado.
Todo lo que había por decir caló hasta las entrañas
a la temperatura del café.


,
,
,



viernes, 10 de junio de 2016

77uv14

,
,
,


,
,
,

sensación

ahí nomás de la nariz

la explosión acuosa es inminente




los elementos sedientos 

danzan los honores fúnebres 

a la sequía




de la punta de los dedos

un olor esparce con calma 

las resinas más furiosas de lo verde




rumor de grillos

cascabel enfurecido de chicharras 

bajo la batuta única del viento: 

tambor tumbado también 

hacia el fondo del arroyo

donde el sol empuja sus hijos 

entre medio de mojarras

,
,
,








jueves, 9 de junio de 2016

en húmera acción



,

,

,

M a n i k i n s - Paul Cadmus  (1951)


,
,
,

todo lo que duele dejar crecer 


un día dobla los huesos de las piernas




espasmos intuidos tras cataratas atragantadas

dientes apretados 

sangralabios 

contra una seda sitiada 

demasiado cerca de la caricia 

hasta que sea necesario hacerla carne




todo lo que aleja de todos

y cerca lo blanco 

en inmovilidad: 

prístino emplasto de presencias improbables




el orden y el ardor

la treta y la tregua

la fragua y la fuga;

fuego contra agua,

sagrada furia de los elementos

dibujando un equilibrio inconmensurable

mientras te mezclas con la lluvia y no te mojas

y al revés




todo lo que duele hace crecer;

alarga la sombra de los bosques;

alimenta las voces dormidas

que descansan dentro del pecho




cascadas, y a cada cual

una mirada

que lo condene a las mazmorras

del amor


,
,
,

lunes, 6 de junio de 2016

amar y yo



,

,
,


,
,
,

la tiendo latiendo amarillo a mares


                                amarillo grillo tres veces 

                                                          tres tormentas irrepetibles




vibración me suelta al viento

     llegaré baba del diablo a la costa 

           para recordar tres veces, 

           para ejecutar con creces 

partituras de condenas

que dictara derramada




estas cuerdas de tendones

remanente de la música

que holgara en sus labios

las mieles más exquisitas

de hacer temblar




la subo sabiendo amarillo a punto

                            amarillo piel de cordero en primavera

la estación que la gesta a gusto

con el intrépido polen de la palabra

                                                    muda
    

,

,

,




sábado, 4 de junio de 2016

D e s i e r t o






/XCIX/ 

,
,
,

Arena eterna, aire caliente. Duele respirar. Los ojos se pierden en ese incendio ocre, irregular, cuesta arriba. Avanzar paso a paso. Hacer del silencio algo íntegro, silencio corpóreo. Los sentidos se derriten. Las manos desaparecen. Nada, nadie alrededor. Hasta el cielo tiene otro color en este sitio. A los puntos cardinales se los debe haber llevado un dios lejano. Dicen que dicen [esas historias] que en algún lugar de por ahí aún quedan ruinas de ciudades subterráneas de antaño. Testimonio incompleto. Seguir vagando paso a paso, sin dejar huella en las arenas, no hay más forma de guiarse. Otra vez: el silencio, ese cuerpo, halo ignífugo.

234




A las naranjas del beneficio, las endulzan las heladas del sacrificio.

jueves, 2 de junio de 2016

Ceguera



Por algún raro capricho ya el espejo

no le devolvió los ojos.

Justo cuando podía decir el nombre sin temblar.



Quisiera (hubiera querido) poder cincelarle

primaveras allí donde la luz no la conocía

pero era irremediablemente tarde.



Las fotos se le torcían en la memoria. Urdían extrañas

simbiosis hasta fundirse entre sí y arrebatarlo

como si llovieran terremotos.



¿Cómo recuperar los ojos del espejo?

Esos escarabajos ariscos, áridos pero luminosos.



Café urgente para atravesar la madrugada.

Cualquier cuerda que lo ayudase a subir.

Se dedicó a reparar palabras rotas de otros días.

Armar vocablos quebrados, frases desgastadas,

antiguos amuletos y mandalas que equilibraran

la falta de luz de esa ceguera recién estrenada.



Percibió el perenne perfume de la viruta, fresca,

frágil y noble esencia de esa mansa carne vegetal

que lo acompañara durante la niñez.



Querría  (hubiese deseado) recuperar el pulso original

de esos días. Cualquier hazaña era posible,

los números cerraban por todos lados.

Era local en el cielo y dueño del infierno.

La alquimia sorteaba cualquier frontera.




Ahora la ceguera empezaba a fagocitarlo. Sentía

en su cuerpo la acción de miles de moscas

famélicas sirviéndose de su carne.



Necesitaba (le hubiera urgido) recuperarse.

Antes de perder el control de sí, se untó

los añejos elixires, se fue lento con lo mínimo

a una cabaña nevada, su última guarida.



Cuidó dejarle pistas a los demonios y allí,

en el centro de la nada, se encerró a leer cerca

del fuego, hasta que llegara el momento.



Querría  (le hubiese gustado) ver su mutación.

Apenas tenía sus manos contra la ceguera.



Después de bastante tiempo, sabiéndose rodeado,

dijo las palabras de memoria con gran dominio.

La batalla duró toda la noche y gran parte del día.

Al caer el sol supo que los monstruos entraron.

Ni bien sintió latir su corazón, se miró un segundo

en el único vidrio de su ventana. Al ver que sus

ojos habían vuelto, rompió el vidrio y sonrió, más

de paz que por la alegría de la victoria.


.
.
.