---V0C35--- (22) //0La5// (18) 07r05 4u70r35 (68) 0jo5 (21) 11uv1a (26) 2008 (1) 35k4m45 (27) 35Qu1na (11) 3n Ca5a (24) 50n3705 (21) 7i3rra (12) a mano alzada (59) A ras de Lengua (23) A7ulej0s (15) A8ua (41) AB3C3D4R10 (5) ACacia (17) Acaró71c0 (40) AiR3 (25) al80r35 (18) Alas (20) Amanecer (19) Amar1ll0 (26) Ár80l35 (22) Arcanos (37) área de Lino (16) Argelado (25) Atar-de-Seres (7) Autoparlante (14) AV35 (23) Azulapislázuli (34) B3lls (21) Ba-húles (28) barcos (24) Big Bang Baby. (1) Bilingual (16) bocetos (38) Breviario (53) Burning Blues (22) ByN (19) c0n 5an8r3 (20) C4ndy-C4r4m3L1a (8) cabos sueltos (26) Caducho (2) canciones (25) Canciones Traducidas (7) carbones rapaces (13) Cárdeno (1) Casas Rurales (5) cegueras (20) cicatrices (46) Cu3n705 (23) D A 2 (49) d-rota (12) D1x10nar10 P3rr0 (11) D3 M4dru84d4-MuyT4rd3 (11) D35ang3l4d0 (15) Da8u3rr071p05 (8) DDJJ (3) de antes (23) de/s/memorias (19) Decinas (1) dedos húmedos (23) DesProsas (3) Deudas Impagas (32) Deudas Pagas (19) El saludo de la lluvia (2) en las nubes (46) Entre Ríos (13) Erotozoo (42) Espejos (20) F0705 (19) f10re5 (22) fantomloop (19) Five Hundred Thousand Fingers (16) Frac/Tales (29) Frases (2) Fu380 (18) g07a5 (18) H13r8a5 (19) H3bra5 (19) H3bra5 para las c1nc0 de la Tarde (15) Haduendes (16) Hu31145 (7) Humar3da (14) Idus de Marzo (2) Inner Twitter (7) intertextos (2) IraAmarga (12) jirones (62) Ju3v35 (13) kitch (20) L05 3n735 (2) Le-Prosas... (2) Lilamorados (7) Lit3raTunning (2) LosJuevesYapa (11) LúD1ka (27) Lun35 (12) Luna (16) M4n05 (25) MDQ (17) message in a bottle (11) minimal (14) N38rur45 (16) Naufra8105 (16) noche (59) numeral (56) Ocres (56) Ok7u8r3 (16) Orquideario (15) Orugas (6) P135 (16) paedia (21) Páginas de "La mesa" (Grupo X) (2) para los navegantes (22) Paraná (11) Pé7r3o (27) Peceras (35) perfume (35) Ple8ar1a5 (22) Plumas (20) Plumifacencias (15) PostAle´s (3) PR05A1KA (8) Recortes Viejos (5) Recuentos de Marzo (27) reveses (30) rojo (53) Roturas varias (48) Rubí (1) S3ñas D3l su3ño (13) sal (9) Salina Grande (1) saludo-al-aire (5) sarco-sacra (9) serial killed (14) Serie Q (44) SeriePerlas (11) Silencio en fuga (18) Sinceralia (8) SiSm0g0ní45 (18) Smellin RandoM deVice (8) sol (13) soliloquios (50) Solitudes (25) SuCesión (18) Surreal (28) Sylne (1) teorías y conceptos (4) Tiempo (16) Tr3s D3dos (12) trabajos (4) Trípticos (10) tu nombre (31) TXTosterona (7) un dedo (35) urbaNeo (14) V (5) V13rn35 (13) V1g1L145 (16) V480n35 (24) Vademécum (16) Venezuela 2013 (10) Verano (20) Verdores (47) Versalia (58) viajes (49) zzzF3R45 (18)

jueves, 12 de diciembre de 2013

Oh Hoo

.

.
.

.
.
.


Por el gusto de sopesar tu sabor de frutas, estiro la argamasa irreductible del espacio que huele a ambos y abro un pedazo mínimo, lo corto despacio, lo sostengo entre mis manos, lo doy vuelta, intacto, lleno de ojos de grillos que se agitan apenas mientras lo estiro, parecen el cielo estrellado a escala, corpúsculo de firmamento extendido, de a poco le doy forma de manto a la cosecha breve: cubro tu espalda con este trozo de noche virgen para que tus ojos se limpien lo gris que juntaste en la jornada

.
.
.



caldo nocturno

.
.
.

.
.
.

El monólogo del insomnio se revuelve de sal, entre pájaros, para salirse por fin del pergamino imposible; muta en columna de hormigas adentrado a tus piernas y el escozor consabido, bailó sus fenicias alrededor del volcán de la fresca flor de tu sexo, miró un segundo por el ojo de tu ombligo y ahora sube a comerse hasta el último rastro de tu rostro. Mañana deberás apurar un esfuerzo para poder recordarte... 

.
.
.


viernes, 29 de noviembre de 2013

l e c h o d e r í o

.
.
.

fondo de texto busca su 
          fibra raíz, 

 tanteando úteros con los 
dedos de su pie 
                               izquierdo; 


lo eléctrico del aire lo ensimisma


aprieta todos sus nervios de pájaro 
le prende los ojos medio mudos 
                             a medio mundo


.
.
.

martes, 12 de noviembre de 2013

: mud/ez



.
.
.


Capital 


              se queda sin idioma 

              por cada hormiga 

              que anda  juntando 

              para el invierno. 



Palabrerío enmudece ahora 

en las raíces 

                          de lo que pronto 

                                                   será 

                                               flores.

.
.
.

: azul/es





.

.

.



Cobalto por 
 trajín el aire tanto. Lo fresco espeja sus espumas a lo largo del patio, es la hora antes, el ratito de esperar la cresta.

.
.
.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Parad@ fuera de una cabina de teléfono rota con monedas en la mano


Standing Outside A Broken Phonebooth With Money In My Hand


[ by Primitive Radio Gods ]









.
.
.


    " I´ve been downhearted baby (2)
      Every since the day we met (2) ..."

jueves, 7 de noviembre de 2013

: de las veces

.
.
.

.
.
.
cinco piedras en las manos como runas
de este lado le llamamos payanga
y su ruido es de la lluvia
[ grafito infame; 25:26 ]
.
.
.



La vez que viniste a comerte las semillas de pájaros aún no nacidos, y quisiste dibujar con espuma las memorias de la última vez que lloraste por querer.

La otra, cuando te quedaste a parir entre ramas lechosas a la luz de un viento este, el rescoldo mínimo, sediento de horizonte, lista para untar muñecos en el vidrio, donde la luz dejaba colgados sus zapatos. 

La anterior, mientras un fuste de libélula te dejaba prendida hasta las cuatro, los bichos se ordenaban en lo verde y alto para aplacar lo sobre de esta carta, que nunca traspondrá la puerta de tus ojos. 



.
.
.


domingo, 3 de noviembre de 2013

SON LOS RÍOS [ J. L. Borges ]


.

.
.



.

.
.


Somos el tiempo. Somos la famosa
parábola de Heráclito el Oscuro.
Somos el agua, no el diamante duro,
la que se pierde, no la que reposa.

Somos el río y somos aquel griego
que se mira en el río. Su reflejo
cambia en el agua del cambiante espejo,
en el cristal que cambia como el fuego.

Somos el vano río prefijado,
rumbo a su mar. La sombra lo ha cercado.
Todo nos dijo adiós, todo se aleja.

La memoria no acuña su moneda.
Y sin embargo hay algo que se queda
y sin embargo hay algo que se queja.
.
.
.

AMAR [ Raymond Carver ]

.
.
.

.
.
.


Desde la ventana la veo inclinada junto a las rosas
juntándolas lo más cerca que puede de la flor para no
pincharse los dedos. Con la otra mano las arranca,
hace una pausa y arranca otra, más sola en el mundo
de lo que pudiera imaginar. No quiere
alzar la vista, no ahora. Está sola
con las rosas y con otra cosa en que sólo yo puedo pensar,
pero no decir. Sé los nombres de esos rosales,

se los pusimos cuando nuestra reciente boda; Amor, Honor,
Cariño—
de este último es la rosa que me tiende de repente, después
de entrar en la casa entre dos miradas. La acerco
a la nariz, aspiro el aroma, me aferró a él —olor
de promesas, de tesoros. Mi mano en su cintura para
acercarla,
sus ojos verdes como el musgo del río. Y le digo entonces
enfrentándome a lo que se acerca: mi mujer. Lo diré
mientras pueda, mientras respire, con cada pétalo
de la rosa.



Raymond Carver

(Traducción: Mariano Antolín Rato, rescatado por Marcelo Leites)

Kenneth Rexroth [ Marichiko ]

.
.
.

.
.
.

VI

A solas
en nuestra pequeña casa
lejos de todo
lejos del mundo
sólo el sonido del agua sobre la piedra.
Y entonces te digo,
"Escucha. Oye el viento entre los árboles"

CVII

Me despiertas,
me abres los muslos y me besas.
Te doy el rocío
de la primera mañana del mundo.

CXI

Grito cuando me muerdes los
pezones y el orgasmo
me vacía el cuerpo, como si me
hubieran cortado en dos.

XXV

Tu lengua se mueve y rasguea
dentro de mi, y yo me vuelvo
hueca y ardo con luz
en torbellino, como el interior
de una basta perla expandiéndose.

CIX

La primavera ha llegado pronto este año.
Laureles, ciruelo, duraznos,
almendros, mimosas, florecen a la vez.
Bajo la luna, la noche huele a tu cuerpo.

CXIII

Ámame. En este momento
somos los seres
más felices del mundo.


.
.
.

: Transfusión [ Alfonsina Storni ]

.
.
.

.
.
.



La vida tuya sangre mía abona
y te amo a muerte, te amo; si pudiera
bajo los cielos negros te comiera
el corazón con dientes de leona.

Antes de conocerte era ladrona
y ahora soy menguada prisionera.
¡Cómo luce de bien mi primavera!
¡Cómo brilla en tu frente mi corona!

Sangre que es mía en tus pupilas arde
y entre tus labios pone cada tarde
las uvas dulces con que pan convida.

Y en tanto; flor sin aire, flor en gruta,
me exprimo toda en ti como una fruta
y entre tus manos se me va la vida.


.
.
.


sábado, 19 de octubre de 2013

El libro de la lluvia (frag.)

.
.
.

.
.
.

Pacen el día y su transparencia. Es un escándalo verlos desplegar su escaramuza de tréboles por el hocico, después de que la furia del agua se haya llevado esa tertulia desatada de demonios. La lluvia era ciudad, no un hecho dado. Y en esa lluvia había huellas de seres, dos manos dictando contornos de hojarasca, y un impulso que se aplaca al tiempo como se repite el agua. Creés que la piel es un accidente en lo oscuro porque nomás la luz sabe decirla, y la dice tarde, mal, cuando ya no sirve. Y te tientas a nombrarla con los charcos de guirnaldas a que te queda gusto, y sus frutas y sus ranas. Y emulas la picazón del destiempo, esa pizca de insalvable distancia, tan tarde como los párpados luego de amamantar la luz vuelven a sus dominios para alumbrar pájaros ciegos, solos, sombras a través. Te sentás a cazar el instante de la lluvia como si allí pudieras retener la corona que te duele; como si con ella pudieras escurrir lo pez de tu perfume y supieras clavar tu cuerpo de mariposa a estrenar hasta llenar el barbecho de tu espalda con brotes azules. Y espejarte, verte así espejándote dormidamente despierta, espejarte, espejarte, espejarte hasta que duela el vacío de aquel momento cuando tu nombre era cada gota que te dibujaba gozada de vos misma en cada vidrio de casa.
















martes, 15 de octubre de 2013

Cadáver Cuarenta

.
.
.
con Marina Kohon
.
.
.

.
.
.






XL


se hunde en lo opaco
adquiere permanencia
trazo de un lenguaje nuestro
raíz de las manos


amanecen sus bordes de felpa y plomo
en la ondulación onírica del pulso
que se esfuma antes de dejarse ver
y me trasciende


papel en el que busco tus contornos
donde las letras comen
con ardua lentitud de caracol
mi centro


y celebro a ojos cerrados el silencio.


.
.
.


NADA (*)

Hugo Mujica (Arg.) y "Coco"  Rigoberto Rodríguez Entenza (Cuba) en el 10º Festival Mundial de Poesía (Capítulo Barinas)




Sobre los coches de la fiesta, hermano
vaga el cisquillo de luz. Sobre los rostros
la tenue razón, la equidad elemental de los delirios.

Vaga el que como un barco se sienta
en su corazón y sale al mar de hojas blancas.
Como un verdugo lee las cartas, los acertijos
de un viejo anclado junto a su tos.
Vaga, hermano, el aire de otros siglos
en el soplo del tiempo del clamor aniquilado
en las horas de Dios bajo los cedros.
Nosotros nos posamos en la rama
al son de su tímido ulular.

Allí bostezamos el nuevo conteo de las ganancias.
Nada nos pertenece pero igual intentamos
cambiar los metales de un saco para otro
de un tiempo para un libro de números contiguos.

Lo hacemos con entusiasmo
como los antiguos mancebos ponían sus besos
en las bocas que llegaban al anochecer
solo por sentir el roce de otra vida.



(*) Del libro "Se fue anoche", de Rigoberto Rodríguez Entenza, Premio Fundación de la Ciudad, Matanzas 2008 (Ediciones Matanzas, 2009).

5 : 33 am




.
.
.




el tren te trae un tramo al trote, después brotás en un temblor de truenos que no deja ni cerrar los ojos, mientras el humo de mi cigarro emula el sabor de tus contornos a las tres de la mañana. papilas & pupilas pierden su pulso por palpitar el son de esa vía láctea desde tu boca al ombligo







.
.
.




5 : 25 am

.
.
.





: la mano tiembla. La puerta que se abre. Y en los dedos arden mil veranos.

los últimos coletazos del sueño fueron a parar a la toalla verde, estampido pegajoso a pulso; ahí quedó su gota de sangre ovalada, lerda, con gusto a notedoymásnada, entonces los ojos paren jirafas funambulistas; el tiempo hace crunch mil veces, doblado en un paquete vacío de yerba mientras el agua, hecha humo, echa echa y echa siluetas entreveradas de dos cuerpos que por dos horas y de a dos cardos siembran en las cosas que le quedan alrededor: buen día gota, secáte la cara con lo que dejó el pescado en la toalla verde, a ver si así salís al día oliendo a tu sueño, todavía coleteando plena vida…

.
.
.




lunes, 30 de septiembre de 2013

Sendero de cenizas

.
.
.

.
.
.


4971- vas a irte haciendo equilibrio por el borde de los rastros; sombra contra sombra, la greda tirante entre lo intacto y lo enfermo no es capaz de moverse; las bestias que te nombran hacen fila en su campaña de hambre y cerrazón



4972- me han crecido matas de tiempo en las manos, mi lengua separa en dos el pelo del caos, tapo siete huecos que huelen a lástima y, sola, suena una música que soñaba cuando despertaba en las riberas del estanco



4973- sombra por sombra, lo azul de lo espeso trae el néctar de cavernas donde olvidaste anclar tus restos



4974- así la luz, el escozor de su falta, la inexplorada tarea de rejuntar vacíos, entre otros no menos lerdos bártulos, se alinean, se ocupan de tatuarte la palabra nada en la cresta de las pupilas, para que cuando otros intenten ver lo azul, la sucesión de sombras derrame verdades que hablen sin lo sucio de palabras



4975- sin el rastro preciso de los nenúfares, prefiero el diente al tallo, y que las palomas me llenen de agujeros; desnudo y sin miedo espero la hora que llegue sin ojos a lamer el último aliento del plato de la ninfa; las huellas de su lengua trazan el fragmento que abre un surco fértil de silencio

.
.
.


"Fui al río" - Juan L. Ortiz

.
.
.


.
.
.


Fui al río, y lo sentía
cerca de mí, enfrente de mí.
Las ramas tenían voces
que no llegaban hasta mí.
La corriente decía
cosas que no entendía.
Me angustiaba casi.
Quería comprenderlo,
sentir qué decía el cielo vago y pálido en él
con sus primeras sílabas alargadas,
pero no podía.

Regresaba
—¿Era yo el que regresaba?—
en la angustia vaga
de sentirme solo entre las cosas últimas y secretas.
De pronto sentí el río en mí,
corría en mí
con sus orillas trémulas de señas,
con sus hondos reflejos apenas estrellados.
Corría el río en mí con sus ramajes.
Era yo un río en el anochecer,
y suspiraban en mí los árboles,
y el sendero y las hierbas se apagaban en mí.
Me atravesaba un río, me atravesaba un río!

De Luces & Sombras

.
.
.


.
.
.



431- sombra sobre sombra, la luz sobra porque olfato ha desnudado sus antenas en plena tormenta: censo sitúa sabores sobre los costados; camalotes, bambú, párpados de pájaros hacia su parto de nidos: porte sagrado del agua



432- los márgenes no recortan del todo al tacto; aprehensión de espalda a yemas todas, en el punto exacto donde nacían las alas que se extrañan; ya a esa hora, el cielo sin aves pero flotando su olor, su simple decir de aire por lomadas



433- capítulo de agua, respiración despacio entre ojales en pausa, la lluvia mientras; los ojos llenos descansan mientras sigue llegando lluvia



434- largozosa, brillamada, hermónticamente despertar al son de tus aromas madrugados; jornada de acopio de fonemas por si arrecie sequía de silencios, guardando los gestos de la caricia para con mi vocación minera, volarlos en las curvas de tu espalda



435- enumeración caótica de las letras que te dicen mientras exageradamente juntan algas en la garganta; mojarse en cada gota de la lluvia de decirte: lluvia extrañamente abriga los huesos de este frío (agosto nos crece el pelo, los dientes, las uñas...)

.
.
.


domingo, 22 de septiembre de 2013

podio primaveral

los temas del fin de semana fueron, a saber:



* F3ii7 Pr1m4v3r4

* las calzas de Cristina

* entre otros asquetes igualmente aborrecibles



(en vez de hablar que al Padre (Cura) Grassi le ratificaron nuevamente la condena por abuso de menores, es la tercera instancia, o sea: lo condenaron por tercera vez consecutiva en distintas cámaras...y todavía no está preso; sí, oíste bien, confirmaron por tercera vez la condena por abuso de menores y el tipo no ha estado ni un día en la cárcel)

Por eso, y por otras soledades más sanguíneas, celebro lo gris de estos días con tres canciones argentas, qué poco parche...



# 1    la mueca infame









# 2     hendija por donde la luz respira 









3 #        sí, también llovió en firme durante estos días














                                                                           bouna fortuna, 


                                                                                                   [ ave niña pez ]

jueves, 12 de septiembre de 2013

B a n d a d a

.
.
.


.
.
.





quiebro el hueso helado de la tarde

y su musgo blanco

enhebra babas



espuma de dientes entre labios

ajusta el filo del horizonte

a lo que se filtra

por las hendijas

perfumando



recurso apretado a los rastros

de ramas verdes

rozando los brazos

como caricia lila

a tu socaire



mientras



suelto en tu espalda

todos los pájaros enloquecidos

        que crecieron anoche

                                     en mis venas

los dejo andar tu senda

de cenizas



hasta que resurgen en tus ojos

y llueve


.
.
.


miércoles, 11 de septiembre de 2013

Andrés de vuelta a los ruedos

.
.
.
            Andrelo´s back on the road! 

El jueves 22/08, mientras festejaba su 52º cumpleaños, estaba terminando de ajustar los últimos detalles de la próxima gira que lo tendrá vagando por distintos destinos, en principio Argentina, Perú, Colombia y México con su nuevo trabajo "Bohemio" (del que les dejo el demo promocional del tema que nombra la placa, con mucho gustito a rock, balada o radio de los años ´70)

Actualmente ya está gira con este disco que se compone de diez canciones bastante clásicas que prescinde de las portaestudio, las protools editing machines y todos los artificios de los que ha abusado en Soundcloud durante el último año, volviendo a las fuentes de una banda bastante convencional.

Según sus propias palabras, se trata del fruto de un año que lo sorprendió muy mediático en Twitter y los programas televisivos de chimentos argentinos, canales donde sobreexpuso su relación con Micaela Breque.
.
.
.
Quienes puedan ir a ver los shows del Salmón Reloaded, ojalá aprovechen porque todavía le queda sabroso hilo en el carretel a este veterano Sexy & Barrigón.



Bohemio - Andrés Calamaro (2013)

.
.
.
Les dejo la letra del segundo corte de difusión del disco, que tiene fecha de lanzamiento en estos días, es la canción homónima al CD, donde se canta a sí mismo. Arrivederci!
.
.
.



.

.

.


Bohemio es ser la sombra de encontrarle el sentido a las cosas.
Bohemio es el deseo y a destiempo, también es necesidad.
Te quiero porque a pesar de todo, me vas a seguir queriendo un poco más.
Permite que me saque el sombrero para saludarte, libertad.

Bohemio en tu deseo de aferrarse a las espinas de las rosas,
bohemio que prefiere que la noche lo acompañe a caminar.
Te quiero porque dentro del abismo vas a seguir siendo el mismo, para mí.
Permite que me incline ante tu sombra cuando un cántaro se rompa, libertad.

Primero sé que voy camino a nada, pero a veces nada importa y naufragás.
Permite que te rinda un homenaje en mi permanente raje, libertad.

Anoche te escribí nuevas canciones, eso solo significa
que le robé palabras a tu ausencia para tratar de seguir.
Primero sé que voy camino a nada, pero a veces nada importa y naufragás.


Permite que me incline ante tu sombra cuando un cántaro se rompa, libertad.
Te quiero porque a pesar de todo, te vas a seguir queriendo un poco más.
Permite que me saque el sombrero para saludarte, libertad.




* * * / AC / (2013)

domingo, 8 de septiembre de 2013

Mariposa

.
.
.



.
.
.

Nunca una miel igual mojo mis vidrios
ni antes besé la frente de Artemisa.
Bastaron sus pasos en la plaza 

para que las piedras devolvieran el calor exacto.

Cadencia de poder libar eneros
a la vuelta de las muertes que todavía 
nos miraban fijo 
como enanos correteando por el patio.

Tregua de lienzo sabiendo itinerarse al ritmo 
espectral 
de oscuridades que el fuego dejó 
en tu piel al principio 
y cuyo aroma desde entonces voy buscando.

Flor quemada: te huelo ahora que la luz no es necesaria. 

Tiremos los ojos por la ventana 
y que venga lo que sea que nos toque...

Cadáver XXXIX

.
.
.
con Marina Kohon
.
.
.

.
.
.


Corpse XXXIX




la piel de la página retiene apenas
versiones de cada estación
donde dijimos verano


la luz escupe su miedo
entre cada renglón
que se abre al aroma


un caracol se sube al libro
tres soles le ocupa cruzar su cuerpo
hasta que elige reposar en un remanso de agosto


en el blanco despojo de la luz
de un mundo mucho más pequeño
-ábrete sésamo de letra apretujada-
late a líneas una mano


en el rastro de baba se lee la simiente
del idioma que hurga el sueño

.
.
.

p o l a r o i d

,
,
,


,
,
,



con gusto a cenizas

sobre un fondo de piel me espera

a temperatura sábana;

dos pasos antes de amanecer

me adentro al vórtice

que amalgama noche

fruta y mar



cada velo vago con que el viento cubre

el vientre de la noche

se disfraza de mis párpados

se me cae encima

emula al fantasma de tu cuerpo

cuando rapiña las piedras

que suenan a los pies


,
,
,


domingo, 1 de septiembre de 2013

ella vive en la casa de musgo

.
.
.

.
.
.


ella

vive en la casa

de musgo





despierta al calor

del idioma de los cisnes





abre las manos

y las flores

contestan bostezos

y una chispa de algodón nace las nubes del día





en sus mejillas se definen

persisten / abrevan / se alinean

los deseos que me descansan del mundo





de sus tobillos

cuelgan madreselvas

y mis futuros desastres

que al llegar a los ojos


enmudecen la tormenta

.
.
.

sábado, 31 de agosto de 2013

Cor-pse X X X V I I I


con Marina Kohon 
.
.
.
Cadáver treinta y ocho
.
.
.

.
.
.


entre el ángulo del párpado
y la sal mojada del ojo
meto la lengua


siento toda la herrumbre 
del nunca
en la nuca


ni si-quiera o quisieras 
algo, alguna vez, 
alcanza este gusto a verano
a flores fuera de estación
mordidas en el momento exacto



.
.
.


Noche sin luna

.
.
.

.
.
.



No busqué mojar mis ojos
con el paisaje de los tuyos,
ni errar pócimas para que sucedieras,
te encontré cayendo a mi pelo
en mi boca, preguntándole un nombre a mis muertos.



Me llamo
sólo como cuando sueno en tus labios;
acá hay espacio, picazón,
vigilia en vilo.



Mis huecos dicen:
quedáte, acá es enero
y afuera llueve el café de nuestro idioma.




Revancha

.
.
.

.
.
.

a ver si ahora sí


si ahora que te quiero ver bailar cerca 
desnudando la indómita luz que amagan tus ojos 
vas a levantar polvo dentro del círculo de fuego


si todavía te parece que somos rivales dignos: 
vos y tus dagas, yo y mis huecos sangrientos 
vos con tus flores, yo sin perfume por empedrar
.
.

.

Corpse X X X V I I

.
.
.
Con Marina Kohon 
.
.
.


.
.
.

Cadáver treinta y siete



ecos de tu aliento
repercuten en mi ombligo
naranjas florecen


todo aire
y me hundo:
silencio adrede

en vendas de tobillos
olores plenos
a pecho suelto


aire todo 
en mis dimensiones
espacio que cae hacia tus dedos


dedos sobre párpados
en el viento
al morir con una lágrima


despacio
en ecos
aromas se hunden




.
.
.

viernes, 30 de agosto de 2013

arreboles de acacia











: 4 , 1 3


Caés de la canción sin ropa con otro nombre, puesto de apuro, todo mojado. Los jacintos que te crecen en el pelo no serán para el día de los muertos.



Canción, te nombra a 360º [ C ] . El agua acalla las quejas de tanta sangre. No la culpa de tus flores. Nunca muerto, con la púa de mi lengua purgo sones


                                 [ mientras tu vinilo se me crece entre los dientes ]



.


.


.





*2528

.
.
.


.
.
.


cornisa verdeando té debajo de las uñas, liturgia de grillos para apaci(a)guar la sed impar impropia imprecisa, pasos lerdos donde practicar acupuntura en los ojos mismos del silencio, como invisible desbande de hormigas amarillas a punto de fagocitar el atardecer

                        
desprendí  corceles ciegos del carretel de tus breteles, sí, hágase
                                la sed la sed la sed; en el borde de la fuente hinco hasta el hueso
                                dientes  de  labriego:  humus para que los gusanos sepan mejor 
                                sangrarnos arcas de tedio que velan de su altura nuestro hambre

      increíble que a toda hora grillos empecinen sus patas hasta chispas de piedra, que limen los huesos de las horas contra un conjuro intangible que despeña inagotable a la hora en que el sueño cunde a derramarse sin fronteras y no hay manos que puedan retenerlo: agua aérea
 
                        
pasos  como  abalorios en la veranda; ruidos pares proliferan
                                hambruna de bichos por el pecho destajan, empalan al otoño
                                recién  nacido: su maleta  gato lengüetea  a las hojas muertas
                                sin que los ojos de den vuelta a mirar: flecha cupida la nuca


       esteración, abombamiento, estación empachada de verde, asombro de exageración, voluptuosidad de savia rebrota contra las sienes tendones escindidos, música redonda de asombro & selva: imposible salvarse de la selva; ensimismamiento colorado te come hormiga


 

domingo, 25 de agosto de 2013

despacios de la leve curva








.

.

.




/ 6 , 9 6 :



Pensar, lo que se dice pensar, esa evolución ritual de las formas pétreas sopladas, por ser botellas. 



Poblás cada rincón d-espacio, arena de seda asiendo muñecas a barrotes para que el agua termine de invadir del todo. Tirada en sesiones de paciencia, docilidad calma de un fragor sabido capaz de fagocitarse.



Estás acá, suelta en palabras desparramadas con apuro. Vuelta al foco del ojo con sed inenarrable, te tapás la cara, 



                                             como si tu ombligo no te revelara íntegra


.
.
.




tres clavos





; 7 , 2 8



Suena el perfume a fuego. Tus ojos: pericia aparte, de colores circulares hasta los pies.

Sabés, algún día vas a caerte de estas huellas azules. Y mientras tanto, te reís. De cara a las llamas reís. Dueña del destino y de la flama que todo aviva.



Tu chispa hipnos por mi carne de madera, en Tres Clavos. Habrá texto, hormigas muertas, junto a la ráfaga de silencio del nido de tu lengua.




.
.
.




XXXI







XXXI



borrar los dedos

pero nunca

el tacto



dejar que el viento

diga: entonces

arreboles



lo blanco del ojo que siempre

cada prisma

pare


.
.
.



tratamiento para las heridas internas




-63º C

Sal a temperatura ambiente
cuece capas subcutáneas
[ si te pica es porque cura ]

soplo tu piel
hasta que las llagas sean lirios
aquél río de niñez
cuando llenabas tus ojos a media tarde
y tu cara se encendía sin contornos

[ lo que subyace a la aguja
no iguala al brillo
y el metal late mal ]

algún día alguien vendrá
cuando silbes
su nombre

por ahora prefiero saliva
y sin hilo:
a lo perro


.
.
.





lunes, 5 de agosto de 2013

amen, amén

.
.
.
.
.
.


.
.
.

...pierdo el pulso
y un viento amarillo me borra sombras a plumazos;

pelusas de ombligo a medio camino
entre nieves & cenizas
sepultan la tarde al costado de un camino de tierra

la señalan con esquirlas de ramas secas
dibujan un esquema incógnito
a ojos cerrados

y la marcan con banderitas que agitan
la inicial de tu nombre...
.
.
.






domingo, 7 de julio de 2013

: resabio

/
/
/


1)                 n. 2ºpers.plural


       ruidos en el pecho construyen el laberinto

      donde los pájaros & las piedras demoran el cauce

      del río azul mientras cascadas que te bañan, me nombran





2)                  v.trans. 3º /  sin voS pasiva



      aún se te nota cobalto la comisura de los labios

      casi se puede reiterar lo sinuoso de los insectos a tu través

      dejé mis semillas todas en tu madriguera, Alicia alabastro, final del juego

      una ciudad de árboles crece en tu ombligo

.
.
.


   

sábado, 6 de julio de 2013

: minuto *




         otoño en la plaza

         el ritmo del ocaso es un viejito alimentando palomas

                                      que vuelven de hurgar lo celeste



.
.
.


*  [   vocablo con cientos de acepciones en el idioma de las aves.  ]


jueves, 4 de julio de 2013

: tú



          pron. pers. 2º sing. ///

          aparición del séptimo día;

          en el lenguaje de las mariposas

          carece de conjugación en pasado.




       

martes, 2 de julio de 2013

: vos



          tatuaje agudo en la nuca
          detrás de la oreja

          serpiente dulce
          hace crecer pájaros mineros
          en mi cráneo


.
.
.


lunes, 1 de julio de 2013

calma :



            tensión imperceptible, distracción ///

            trampa mientras la que un enjambre
            de bichos seculares
            se apronta para devorarte