---V0C35--- (26) //0La5// (21) 07r05 4u70r35 (69) 0jo5 (27) 11uv1a (32) 2008 (2) 35k4m45 (31) 35Qu1na (12) 3n Ca5a (28) 50n3705 (22) 7i3rra (13) a mano alzada (61) A ras de Lengua (26) A7ulej0s (16) A8ua (43) AB3C3D4R10 (6) ACacia (18) Acaró71c0 (42) AiR3 (27) al80r35 (21) Alas (21) Amanecer (25) Amar1ll0 (30) Ár80l35 (24) Arcanos (40) área de Lino (16) Argelado (27) Atar-de-Seres (8) Autoparlante (15) AV35 (25) Azulapislázuli (37) B3lls (23) Ba-húles (29) barcos (24) Big Bang Baby. (5) Bilingual (16) bocetos (38) Breviario (53) Burning Blues (27) ByN (19) c0n 5an8r3 (22) C4ndy-C4r4m3L1a (11) cabos sueltos (28) Caducho (2) canciones (25) Canciones Traducidas (7) carbones rapaces (13) Cárdeno (1) Casas Rurales (5) cegueras (21) cicatrices (47) Cu3n705 (23) D A 2 (49) d-rota (13) D1x10nar10 P3rr0 (11) D3 M4dru84d4-MuyT4rd3 (12) D35ang3l4d0 (15) Da8u3rr071p05 (8) DDJJ (3) de antes (24) de/s/memorias (19) Decinas (2) dedos húmedos (24) DesProsas (3) Deudas Impagas (32) Deudas Pagas (20) El saludo de la lluvia (3) en las nubes (48) Entre Ríos (16) Erotozoo (43) Espejos (23) F0705 (20) f10re5 (23) fantomloop (21) Five Hundred Thousand Fingers (20) Frac/Tales (29) Frases (2) Fu380 (18) g07a5 (18) H13r8a5 (20) H3bra5 (19) H3bra5 para las c1nc0 de la Tarde (16) Haduendes (16) Hu31145 (7) Humar3da (14) Idus de Marzo (3) In Itinere (1) Inner Twitter (7) intertextos (2) IraAmarga (12) jirones (62) Ju3v35 (13) kitch (20) L05 3n735 (2) Le-Prosas... (2) Lilamorados (7) Lit3raTunning (2) LosJuevesYapa (11) LúD1ka (28) Lun35 (12) Luna (17) M4n05 (26) MDQ (18) message in a bottle (13) minimal (15) N38rur45 (17) Naufra8105 (17) noche (59) numeral (56) Ocres (56) Ok7u8r3 (16) Orquideario (16) Orugas (10) P135 (16) paedia (23) Páginas de "La mesa" (Grupo X) (2) para los navegantes (23) Paraná (11) Pé7r3o (27) Peceras (35) perfume (35) Ple8ar1a5 (22) Plumas (22) Plumifacencias (16) PolarOids (2) PostAle´s (3) PR05A1KA (9) Recortes Viejos (6) Recuentos de Marzo (27) reveses (30) rojo (54) Roturas varias (49) Rubí (2) S3ñas D3l su3ño (18) sal (10) Salina Grande (2) saludo-al-aire (8) sarco-sacra (9) serial killed (17) Serie Q (44) SeriePerlas (11) Silencio en fuga (22) Sinceralia (12) SiSm0g0ní45 (22) Smellin RandoM deVice (11) sol (14) soliloquios (51) Solitudes (28) SuCesión (20) Surreal (30) Sylne (2) teorías y conceptos (4) Tiempo (21) Tr3s D3dos (13) trabajos (4) Trípticos (10) tu nombre (36) TXTosterona (8) un dedo (37) urbaNeo (16) V (6) V13rn35 (15) V1g1L145 (21) V480n35 (26) Vademécum (18) Venezuela 2013 (11) Verano (21) Verdores (50) Versalia (60) viajes (49) zzzF3R45 (19)

lunes, 25 de junio de 2012

horda torva

.
.
.
inciensos equivalen al milagro del misterio
nunca al alcance de manos...
[grafito infame: 14; 28]
.
.
.
ligar logos



.

.

.





Quisimos la brisa, la risa, la camisa
.


afuera por fin, al suelo o rota...
.


y las fuimos a prender a pie pelado con amargas cadenas colgando todavía;
.
.
.
.








nos quitamos a besos los gustos del vacío
.


y estrujamos el de insectos
.


hurgando abismos
.
.
.



.


.






Y nos dimos los vinos, los tinos, los designios .


azules de por siempre
.


mientras llamas nos buscaban en la lengua su adorno & fiesta
.
.
.
.







Le pedimos al tiempo despierto su contento
.


bendición de pulgar para corolas que se instalan en el viento
.


y numeran al desquicio de almanaque con pociones de fulgor & piedra
.
.
.
.







Nos tuvimos la suerte inerte de tenerte
.


libación, colgada del balcón de nuestros párpados
.


mientras horas caían como pétalos de polen y azoteas
.
.
.
.






Buscamos más poder tener cincel
.


en mano
.


dar facciones al rostro de estas criaturas que llevan al mundo nuestro fuego
.


porque soplamos animamos damos luz a los muñecos
.


para que vayan & brillen & lleven nuestro aroma...
.
.
.
.







Quisimos la brisa, la risa, la caricia;
.


aguamos bocas, rocas, zonda:
.


tantas motas de polvo nos adornan...
.
.








tenemos el alma calma, palma tendida
.


por intentar hacerle puentes a la magia
.


hasta que se venga a vivir a nuestra casa...
.

definitivamente...


.
.
.






domingo, 24 de junio de 2012

retumbe destello

.
.
.
quiebran la carne las hojas
hormiga presta postre rupestre
grafito infame : 14;14
.
.
.



.

.

.




                          curso intensivo en tus curvas




        p a r r a l   -  a    -  c o n t r a l u z




/ tapáte con eso & nada más /













otoño retoña terruños










restos de retazos por tus piernas cuesta abajo




nervaduras solares en columnas curvas




al ingreso durazno










quiebramuñecas al mango dibuja aros en movimiento




en los tobillos




dedo medio hamaca un vaivén crepuscular




a medio dedo del olmo dentro














semicírculo riar sacro del otro dedo






zapatear sucede:














[espaciar espasmos y mirasoles, de la muñeca al extremo mayor la saña tranquila del ocaso se mece mojando sostenido; al borde del suplicio frena la vorágine de nubes que lo empuja al precipicio





fulgores fértiles se avientan sobre ella: llueven olas, llueves colas de cometas...las gaviotas esperan mendrugos de lo que quede del manjar...]














por la cocina ruido a trastos






la tinta tundra verde de muñecos desmadrados






en galerías del patio uvas moran todavía un desagio aguado & lerdo






su designio secreto late sangres ecuestres














otoño empuña pezuñas de verano






todavía hacia invierno






se despereza



















solar






hoja de parra ocurre






al curso intensivo entre tus curvas






.


.


.















Viejito hermoso querido:

.
.
.
                                               te extraño!

.
.
.


                                                                      Arnaldo y sus pactos de infancia
como patos a la siesta...

.
.
.

sábado, 23 de junio de 2012

t a n z a

,
,
,
[...retoños de trazos como tintas de orquideario...]
grafito infame: 12;22
,
,
,

,
,
,

      todas las veces que tiñó de trenes 


                vientos de octubre  


                                                  y guardó en su morral 
                                                                                                
                                                                                  mis mal escamas 


que no hacían 


      más que horadar 


vericuetos endiablados con su nombre








                                                                   todo alado fulgor fugado 


                                                                                     del alto sitio

                         convención de agua en penumbra de espejos 


       cada vez que ciñó con mimbre a los ojales 


                                                          semillas                         


la misma guitarra, los nuestros zapatos


                en la fuente viva de pescados






                                                   todo lo que todavía ciñe al cielo


                                                                 tanto espasmo


                                                                      desborda los ojos


                                                                            y amelga líneas 


                                                              en las manos




,
,
,







Cadáver XXXIII

con Marina C. Kohon
.
.
.
"...trepidar de puntillas los contornos de plegaria..."
[grafito infame: 14;3]
.
.
.

.
.
.


                         recitar claves de memoria
      para abrirse paso en la zona ígnea
                    de tus palabras 
        hasta que el trueno y la furia
          gasten dos silencios
 
agonía inguinal como serpientes sedientas
      repta tu reino
    en la oscuridad
               espejos fragmentados
        donde me consumo por las noches
 
             por olvido de mi último rostro
                    gotas al gusto germinan
                            entre los gestos de agosto
 
                        goznes de mi garganta
                            graves y agudos
pulsan un soplo sin sueños


.
.
.



domingo, 17 de junio de 2012

p h i / II


,
,
,
[rumiar de fémur incisivo]


,
,
,


6,14; 

                                       lo angosto sinuoso salta late silba a ritmo de cifra este temple de domingo, siempre a la hora exacta, aquí al borde; lo ancho fagocita los ojos; el lomo del agua es lamido por la luz más potente, gana la batalla pero le cuesta partirse en miles de puntos para horadar miradas transeúntes; julián piensa que el río es una mierda o está lleno de mierda, o está cansado de escuchar/leer/pensar en que caigamos al río para lustrar al menos un par de malos versos; yo pienso que el río calma cura curte canta cunde nutre lo sinuoso curvado sombrío frágil del alma, tanto que al final llega a filtrarse sin querer en alguna imagen de entresueño


*


6,14; 

         y después hormigas, hormigas; arriba alguien lee un papel, lo arruga y lo tira; acá hormigas y sus sendas pero con otra lógica: ese leve temblequeo organizado socava al mundo, inventa su propio mapa de reinas & medusas terrestres; huevos y coronas y hexágonos carnívoros aturdiendo al silencio imaginado [más que visto]; pergamino palpable a través de la ceguera imperante entre las hormigas negras que hicieron del papel millares de piezas de un rompecabezas [que ya no existe]: lo que dijera el mensaje duerme en la mirada de quien ya se fue del lugar, lo recuerda y todavía rumia 
                                                          las 
                                                                posibles 
                                                                                significaciones 
                                                                                                           del mensaje


*


6,14; 

                                       no buscado por los costados de la tarde, entra tu olor y se queda a esperar el tren: le digo que ya no pasa, que lo único que ha quedado son sus vías oxidadas durmiendo debajo de los adoquines, que confunde su silbato con alguien que va [silbando] de manos en los bolsillos, masticando alguna melodía añosa; me mira de costado, se da vuelta, se acomoda el pelo y redobla su esencia esa, que me azota en la nariz; caminar sin perderlo de vista apoyado en la baranda, se pierde de ojos hasta la otra costa, demorándose más de la cuenta en el trayecto reciario, más que nunca a esa hora


*


6,14; 

                                                                                                                                                                                              y cuando se hace de noche el agua se enlecha culpa de la luna; caravana de ranas y de remos, preciosa danza, el remolcador enfrente, por el agua, como alucinación [¿qué llevará?] todas esas cajas llenas de números mientras acá los números se permutan por palabras, que llegan más gastadas que papel moneda; alguien prepara el mate; alguien se ríe, un chico allá arriba entre el avión y el patito sirirí (hay que pintarlo de nuevo, pobre); canberra y ave, ambos vuelan, aunque por motivos encontrados y con distinta suerte; volaban y vuelan, cada vez menos, cada vez es más raro verlos surcar la noche de leche…


*


6,14; 

                                           ahora las hormigas duermen al borde del río y suenan al silbido sin sombra que las mece, ungidas de tu último olor; se vuelve vuelo este verte 
dormir medusa, 

         m á s a d e l a n t e r u m i a r á n m e n s a j e s l l e g a d o s d e l p a i s a j e    


,
,
,

p h i / I




,
,
,


[mudez de gong 
en las venas
arde]





Paraná along by the shore in the evening 






,
,
,



6,14;




sobre espejo marrón lo rojo se adentra al delta: madera, savia, cemento; ojos aquí allá, estrellas tempranas y un olor a tarde con resuellos de verano agonizando; marrón ondea oquedades cuesta abajo: su espejo, su espasmo, su espuma, su esperma sin párpado con la calma de lo yendo, de lo ido hacia adentro y este regusto a orquídeas, caído al paladar con fragmentos de palabras; sortilegio de silencio bendice: sobre la interminable fuente marrón de ida, lo rojo sigue infundiéndose en cámara lenta...




,
,
,



6,14;



la soga sostiene el azogue de lo rojo en un puerto apartado, apretado, improvisado
entre unos palos y camalotes que entran hasta la ciudad caminando lerdo como la vieja
clochard eternamente enamorada del borracho en Rayuela, su abrigo feo,
mal pintada y oliendo a toda la mugre de la ciudad que desconoce de memoria;
soga invisible, apenas, en los huesos de la tarde flotando lerdos;
clochard imberbe se baja descalzo de su rutina y se retira de la ciudad por los ojos,
con los ojos en el agua, donde siempre es domingo
y esta hora derritearenas:


con vos siempre es la hora exacta










,
,
,




6,14;




con tiza y semillas, cuentas de payana sobre el cemento; todas las piedras siguen su curvatura caracol aún en el aire; mandato de recuento justo (la del cuatro) con cinco piedras, juego de infancia vuelve a la mente igual que el agua devuelve sus reflujos a la costa donde siempre es domingo y este aroma a moras, a frutos verdes prefigurando sus estallidos en el revés frontal del cráneo, cuando maduren; espejuelos de escamas donde el agua danza antes de revertirse; múltiplos de sol hasta la hoja roja permaneciendo atada ahí abajo sin-salir-en-la-foto...


,
,
,

domingo, 3 de junio de 2012

DanZares


Danza guarecida
(No sé porqué, las diecinueve horas trae consigo danza…) M.L.

Nada enmudece;
sucede el gozo
en ciclos:

aliento al despeñar, de a poco,
 el fulgor
 fluorescente…

Transcurre la estrechez;
sorpresa
al entonar y bailar, en revés:

¡furor de nuevo!
arrugarse hacia esos pelos firmes sólidos;
y allí sentirnos…


Ralear, rizar,
reptar,  roer, y
…,  rumbear:

hacia el pergamino de fresca piedra color escarlata;
hierro, fragancia paciente hoja,
para  después…



(Si no  consigo tocarte, o danzarte;
o si sí!, o no?:
  ¡qué va!) ....

¡Súbita! mi fidelidad en sollozos;
 alfombrándose la selva en profundos escarlatas a moluscos
entre cascadas aliviadas,
entre amaromados ríos rancios,
entre pomposos mortajados pámpanos, todavía…  otoño


¡Qué insólita danza!
 Enramada de monte;
qué?...
Abajo :
nada enmudece;
lo irreparable, es
no saber dar la una percepción en sabor, ciclo y su perspicacia …


puedo y adquiero envenenarme en
caer caídas; perderme
 en envenenamientos devoción  en ranuras retorciéndose
 por savia y hasta…

el extravagante
 trastazo de hojarasca;
el ademán aún
de la mano Ciclópea;
la que pretendemos todos… o cuasi todos, no?...


(No sé porqué,  las diecinueve horas trae consigo danza…) M.L.


Nada enmudece;
sucede el gozo
en los ciclos:



aliento al despeñar de a poco
 el fulgor
 fluorescente…





derechos autor:  M.L. Misiones Argentina 2012.


 *               *              *


                                                alcanzo una silla azul con fulgor de ala 
                 negra 
en el sendero donde un suspiro de pájaro 
                                                        hiende su pómulo a través de sombras


        dejé 

           los 

ojos 

        llovidos 

         en 

             su 

                  falda

                                                                  
                                                      dos 

                                                                                       almendras 

                        sueltas 

                 por 

   su 

       liquen


                                                                     jalea de almeja infinita 

                                                                                                              íntimamente


abrir las manos y soltar su verso; 
llenar de luz las piedras de las siete de la tarde; 
benteveo por fulgor de pluma del otro lado del vidrio


                        acá incandescencia, acá la acacia, filo negro de carne roja: 
                                                                                                     desnuda espina, coraza ninguna                                        
                                 cuando atisbos de pájaros resoplan su plumón temprano


                                    asombro de la sombra; 
avance de vuelo azul, igual sendero

              sus dedos hon/g-d/os engendran veranos 
                                                           dentro de otoño



dejé los poros perfumarse en sus entrañas 
                                           aceite de almendra pinta la pista de su espalda; 

brotes de babosa beben los vinos del bosque, su vaso vuelca bautismos: sencillez de luz a todo 

                            y pisar con levedad pasos de infancia cuando susurros de pájaros dejan sus pómulos a través de sombras…



    AC








 somewhen sunrise over there pick us to always