---V0C35--- (26) //0La5// (21) 07r05 4u70r35 (69) 0jo5 (25) 11uv1a (29) 2008 (1) 35k4m45 (29) 35Qu1na (12) 3n Ca5a (25) 50n3705 (22) 7i3rra (13) a mano alzada (60) A ras de Lengua (25) A7ulej0s (16) A8ua (41) AB3C3D4R10 (6) ACacia (17) Acaró71c0 (42) AiR3 (27) al80r35 (20) Alas (20) Amanecer (21) Amar1ll0 (27) Ár80l35 (23) Arcanos (39) área de Lino (16) Argelado (26) Atar-de-Seres (7) Autoparlante (15) AV35 (25) Azulapislázuli (35) B3lls (23) Ba-húles (29) barcos (24) Big Bang Baby. (3) Bilingual (16) bocetos (38) Breviario (53) Burning Blues (24) ByN (19) c0n 5an8r3 (20) C4ndy-C4r4m3L1a (10) cabos sueltos (26) Caducho (2) canciones (25) Canciones Traducidas (7) carbones rapaces (13) Cárdeno (1) Casas Rurales (5) cegueras (20) cicatrices (46) Cu3n705 (23) D A 2 (49) d-rota (12) D1x10nar10 P3rr0 (11) D3 M4dru84d4-MuyT4rd3 (11) D35ang3l4d0 (15) Da8u3rr071p05 (8) DDJJ (3) de antes (23) de/s/memorias (19) Decinas (1) dedos húmedos (23) DesProsas (3) Deudas Impagas (32) Deudas Pagas (19) El saludo de la lluvia (3) en las nubes (48) Entre Ríos (15) Erotozoo (43) Espejos (22) F0705 (19) f10re5 (22) fantomloop (20) Five Hundred Thousand Fingers (18) Frac/Tales (29) Frases (2) Fu380 (18) g07a5 (18) H13r8a5 (19) H3bra5 (19) H3bra5 para las c1nc0 de la Tarde (15) Haduendes (16) Hu31145 (7) Humar3da (14) Idus de Marzo (3) Inner Twitter (7) intertextos (2) IraAmarga (12) jirones (62) Ju3v35 (13) kitch (20) L05 3n735 (2) Le-Prosas... (2) Lilamorados (7) Lit3raTunning (2) LosJuevesYapa (11) LúD1ka (27) Lun35 (12) Luna (16) M4n05 (25) MDQ (18) message in a bottle (12) minimal (14) N38rur45 (17) Naufra8105 (16) noche (59) numeral (56) Ocres (56) Ok7u8r3 (16) Orquideario (15) Orugas (8) P135 (16) paedia (23) Páginas de "La mesa" (Grupo X) (2) para los navegantes (23) Paraná (11) Pé7r3o (27) Peceras (35) perfume (35) Ple8ar1a5 (22) Plumas (21) Plumifacencias (15) PostAle´s (3) PR05A1KA (9) Recortes Viejos (6) Recuentos de Marzo (27) reveses (30) rojo (53) Roturas varias (48) Rubí (2) S3ñas D3l su3ño (17) sal (9) Salina Grande (2) saludo-al-aire (8) sarco-sacra (9) serial killed (17) Serie Q (44) SeriePerlas (11) Silencio en fuga (19) Sinceralia (10) SiSm0g0ní45 (20) Smellin RandoM deVice (10) sol (14) soliloquios (51) Solitudes (27) SuCesión (19) Surreal (29) Sylne (2) teorías y conceptos (4) Tiempo (18) Tr3s D3dos (13) trabajos (4) Trípticos (10) tu nombre (35) TXTosterona (8) un dedo (36) urbaNeo (16) V (6) V13rn35 (15) V1g1L145 (19) V480n35 (26) Vademécum (18) Venezuela 2013 (10) Verano (21) Verdores (48) Versalia (60) viajes (49) zzzF3R45 (19)

domingo, 25 de diciembre de 2011

Segundo Aniversario

    Se están cumpliendo dos años de la apertura de este espacio. Por ahí este año  la Beat ÁCara no funcionó tal cual lo planeado, más bien fue dejando poemas a medio terminar o fragmentos de borradores. Este año estuve vago para leer a los amigos blogosféricos, aduzco falta de tiempo, pero no de manera justificatoria. Haciendo una especie de pequeño balance porque en estas fechas se impone, o sale, hacerlo, hubo de cal y de arena. Siempre las dobles lecturas que se aplican a todo, como desde inmemoriales tiempos teoripracticaban los clásicos:

                                                           Jano, el dios bifronte...

                                                                                                 Bueno, no voy a detallar mucho, pero en el último tercio del año la balanza se inclinó terriblemente hacia lo negativo, y se fue complicando escalar la cuesta y dedicarle tiempo-pasión-trabajo a este espacio.

      Así que voy a resumirestas dos caras con canciones, cada uno sabrá en qué columna va. Desde ya, muchas gracias a todos/toditos por compartir esta terminal virtual bastante haragana. Vaya un abrazo largo y lleno de pulsión para cada uno de ustedes y sus allegados. Con los mejores deseos (¡pero qué frase odiosa!)de que el año que viene sigan adelante con energía y laburo fuerte en cada una de las actividades que emprendan.





/AC-/

viernes, 9 de diciembre de 2011

Instantes de un castillo de arena, Arnaldo Calveyra

Arnaldo Calveyra nació en Mansilla, Entre Ríos, Argentina, en 1929.


Poeta, dramaturgo, novelista y licenciado en Letras en la Universidad de La Plata, reside en Paris desde 1961.

En 1956 publica poemas en Sur ; durante 1959, luego de su primera estancia en París se publica El diputado está triste, ópera prima en teatro (Ed. Leonardo) y su primer libro de poemas Cartas para que la alegría (Cooperativa impresora y Distribuidora). En 1969 Gallimard publica la obra de teatro Moctezuma. Durante 1971 viaja a Inglaterra y estudia Shakespeare junto a Peter Brook. Durante 1989 Actes Sud traduce y publica su novela La Cama de Aurelia, editada en castellano por Plaza y Janés de Barcelona. El hombre de Luxemburgo inaugura la colección de poesía de Editorial Tusquets Nuevos textos sagrados (Barcelona).

En Argentina publica Cartas para que la alegría (1988) e Iguana iguana en Libros de Tierra Firme; Morse (Mate, 1999); Libro de las mariposas (Alción, 2001); Diario del fumigador de guardia (Vox, 2002); El origen de la Luz (Sudamericana, 2004) y Poemas (Eloisa Cartonera, 2004). La Editorial Adriana Hidalgo publicará en breve Maizal del gregoriano (publicado en Actes Sud en 2003).Su ensayo Si la Argentina fuera una novela fue publicado por editorial Simurg en el año 2000.




dos promesas en París...









Instantes de un castillo de arena





                                                             Lo teníamos con una mano. Sin caer superficie apagada por las

                                                             orillas tornasoleadas de la lengua. Por hablarnos casi, murallita

                                                             entretenida en el sol demasiado. Te abriré una puerta, una ventana,

una bajamar de aldea.



                                                             El mar, la carretera nacional. Ni parada ni tiesa. A tocar con

estos ojos.



                                                             En vano unos niños se lo han pedido al mar. Entra, se instala.

                                                             Napoleón paralítico que destroza. Canta. La sal, el torreón, la

bandera.



                                                             Escúchalo.

Nosotros.



                                                            Una niñita basta, consigue atravesarlo, encuentra las cocinas.



                                                            Cantamos una marsellesa en el desastre. No lo para. Se cae en

pedazos el puente levadizo.



                                                            Difícil tiempo.



Encuentro aquel esqueleto del sol extraviado en los años.



                                                            No, no volveremos.



                                                            El agua vertical de la ola color viento. Lejos, ¿por qué no todo

el mar?







Una escoba siete mares, el mar.



                                                            La bandera era lo que más queríamos, lo que más nos gustaba,

la bandera incolor en la luz.







Mañana por la mañana






.
.
.

Cadáver XXIX, con Marina Cecilia Kohon

.
.
.
camino de hormigas es lo único que desanda 
las rutas del azúcar
.
.
.

.
.
.

XXIX


Necesito que corras

contra la quintaesencia del desencuentro

contra sus pies de gelatina

y su sisa entrecortada



¿Dormirarte empedrar

soledad adrede? ¿O dejar que las alas vistan

y revistan el portal cerrado

para ceder a la sed?



Te pido, que ala-dredes el sueño

y despiedres el portal

para que alunicemos soles

y solunicemos lunas



Sólo si por fin dejás reinar en tu cara

jardines del edén

y tu piel nenúfar plenamente sigue a tus pies

que mudos torean torturas chinas





Sería abrirme de mí

para dibujar el cero de un inicio

vestirme derramada

emparedar al miedo.


.
.
.

Caminaba el hombre, Arnaldo Calveyra

La infancia es el solo país, como una lluvia primera/ de la que nunca,

enteramente, nos secamos.

Juan José Saer



Cosas que me pasaron durante la infancia me están sucediendo recién ahora.

Arnaldo Calveyra





Caminaba el hombre



Caminaba el hombre

llevado por su estrella,

no diferente al yuyo

que al agacharse

toca con la mano



hombre

atendido por su estrella,

forma dulce de tierra

por cuestas de retama



de loma en loma

hablado por los pájaros



herido por cinco pies de

tierra



como las nubes errantes

busca arroyos

donde aliviarse,

reflejarse



y la vara de nardo

de la luz

que lo conversa



brillante de verde

de hondonada



olías a

lentamente tierra,

la tierra curva

de Entre Ríos



llegada de su noche

una lumbre siempre pronta

que lo entibia



el hombre, el doble de su estrella

atraído por su sol



¿dónde los cinco pies

de tierra

que lo exaltan

en la voz de la calandria?



creencia dulce de senderos


.
.
.




.
.
.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Implosión 11/11

.
.
.
acoplamiento de manos
del litoral hacia contornos concéntricos
tanteo al tuntún  entre tambores y ditirambo ecuestre
/grafito infame, 7:99/

.
.
.

.
.
.

                                - SIO -


Primavera huele a patio

luz que baila

y brilla brailles breves-dérmicos




                                   a contraluz de siesta por ventana,

                                                                                     agujero solo

                              Albor hirviente: su desagio, su crescencia dactilar

                         Árbol ir verte, sud adagio zumo

                                                                          herencia para ansiar





                                - IMI -

Cadencia busca sentar tu imagen única al pie del árbol que nos miró dormir

                       sonajes de páramo fertilizado

                                 a ímpetus

                                                     de pies y de pupilas

                                          cadencia candente de sobremesa en una piedra

                                                                                                       un aire

                                                                                                una madera

                                         bautizados con ungüentos de sacralización innata






Cadencia quiere cantarse entre tus labios con idioma apretado entre dientes

                                                                                             como alcalino

         poesía suelta entre dedos, algodón, pan de azúcar, libación de avispas

                                      zumbando redobles retumbantes, tambor tumbado

                                            ojos apenas bebiendo líneas

                                                      plata sobre negro

       negro, pana negra, vago telón de fondo para la danza

                                                                       magamente maga


                                 - MON -

             retreta estival de yerba mate

             te canta cadencias forestales en plena flor

             canta té rojo la mengua

                                       sinuosa sierpe siente sabor umbroso

                                                tanto aleteo entre-piernas





             flor del pago, linimento, moneda viva tributa cosmos
            
             al arco iris

                               que se funde con las pieles de entreverse

                                           entreverados a la vera de otra luz


             más azul que azul




Semblante hasta acechanza; adivinar en el revés de párpados

tacto dócil de la esencia

                                        aquilatada & láctea

                 esquinas y fugaces guturales

                               nos miran gastarnos a garganta llena




Color humano, hueso y polvo por los cardos

recién nacidos del verano

semilla seminal




curva de luz bebe rocío en la comisura de los ojos

                                              ruido contra la ventana

             que está entre la cama negra & el arroyo




arrorró lascivo de piel picante relegada

                     desnudos escribiendo páginas de cenizas

      que al morir se nacen y se nutren sin espejos

                 con gusto inolvidable

                        a l   ú t e r o   e n c a p o t a d o   d e   l a   n o c h e


.
.
.

C a d á v e r X X V I I I (inalámbrico)

.
.
.  /  con Marina Kohon  /

Sort of experimental "snow" instead of Cherries in the Snow, by Vanessa Daou


.
.
.

.
.
.

cenizas y escamas

canicas pendulares

del destino que bordea tus pies



cae como granos de arena

con la marca en tiempo de destierro

                   sisean eses de la lejanía



nieve- lava- nieve

va la espuma

hasta el borde de tus labios



estallido de las dimensiones

fuego artificial a mi pensamiento

              que remite en un vacío



horizonte cielo abierto

la mano queda

vacío titila detrás de tus ojos



nieve- lava- nieve

gotean los dedos

en ese lugar de mi pecho.

 
.
.
.

C a d á v e r X X V I I

.
.
.
con Marina Kohon again, both spittin salitre...



saber, poder caber apenas en la cresta
del próximo fugacísimo momento:
estirar la mano hasta rozarlo
/grafito infame, 7:77/
.
.
.

.
.
.

detrás de la sombra hecha redes

esconde su rostro de loba



un hálito de humo

opaca visiones de la mueca



echa redes

antes que los hilos

calen espumas en los labios

agita chispas, aspira el aquelarre de la noche

quema el nombre del macho



un grito le aúlla a a negrura

mientras sacude olores a los ojos

detrás de otros

y de los rostros impasibles



no celebra la muerte del recuerdo

entre cenizas lo entierra

en ese límite difuso

entre tierra y cielo

junto va su pelambre de fémina herida



corre, se aleja

aúlla y huye

escupe magias

implora arcanos para

no traicionar sus propias huellas.

.
.
.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Un tentempie de Julio...

.
.
.


El pibe de los leones (éste de acá abajo) decía: "la coma, esa puerta giratoria del pensamiento."

JC sunbathing in Paris



pòngalá (sí, así, con french tone) donde más le guste:


N  

Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría a cuatro patas en su búsqueda.


F

Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer, andaría a cuatro patas en su búsqueda.


M

Si el hombre supiera realmente el valor que tiene, la mujer andaría a cuatro patas en su búsqueda.


.
.
.

domingo, 13 de noviembre de 2011

rogelio aguas

.
.
.

.
.
.



"...seguí derecho,


aunque el pelo te crezca y tus ojos se vacíen


y el silencio y las piedras y el silencio


y de nuevo el silencio siga siendo un signo de pregunta


seguí derecho y mirando al frente:


alguna vez tiene que verse algo, además de agua..."



.
.
.

jueves, 10 de noviembre de 2011

T r i p s

.
.
.

Río Paraná - Paraná River
.
.
.



I




perfume a la hora del parque
mientras lirios
sangren amarillo






nombre de estación vedada
calle vieja de adoquines
que la lluvia vuelva diamantes






coplas silenciosas
desfilan por la espalda soleada
de la siesta






retahílas de esquirlas de rocío
que buscan su seno en flor
para sonar fulgores
            ñ














II






ese eco tibio de arroyo
que de noche cuelga
en tu pelo






navaja de silencio
                 silicio
que entra y corta
y no enfría








III




atado subido puesto
de un piolín en una vidriera opaca de barrio
a mi muñeco lo mueve un viento
que silba algo parecido
a las esquirlas de tu nombre




.

.
.

La Cósmica /sabatina/



.
.
.

Sábado 12 / 11 / 11   -21hs-  Andrés Pazos  al 149  en Paraná

                                                           a compartir Letras & Beberages con gente del palo

                                                                           Entrada Libre & Gratuita -  Ci vediamo!



Nota del evento hippie en Análisis Digital -Paraná-



"...tertulia tilinga tengamos..."
.
.
.

domingo, 23 de octubre de 2011

c e n i t

.    .    .
.
.
escaparse a la orilla, donde siempre es domingo
.
.
.

.
.
.

y del ángulo letargo en que vas polvo sideral por mis rincones



un hocico se sugiere en el espacio remoto


de la cruz del sur






semblante de sombras de parque


tu mutismo tumultuoso


trastabilla






brillos de valle abrevan


en tu pico de pájaro


mal entrazado






coletazos en el aire color de sol


abismo de cima suspendida


magia acuosa y río Paraná:


un temblor que te sabe


de memoria


  
.
.
.
.    .    .  /ac+/

C a d á v e r X X V I

.
.
.
...seguimos reindiciendo cada tanto entre el salitre...
.
.
.
tartamudear los haces de luz
que entrarían a recortar las formas
cuando desde la oscuridad los planeábamos
/grafito infame, 6:79/ 
.
.
.




.
.
.


abrir cortinas


a esta brisa limpia

a la insidia del viento



       me abrigo, sí:

  de las visiones

de los filos



no del perfume

no de lo transparente

de tus voces todas



abrir y cerrar los ojos, sí

mientras el oído acaricia lo roto

los dedos los bordes lo quebrado las fronteras



para recortar contornos

y en el regocijo del límite

los ojos recuenten descartes otoñales



y fijos, sí

reparen el el borde del abismo

como si estuvieran a punto

de dar el salto, sí

hacia un lugar

del que no se vuelve, nunca.


.
.
.

C a d á v e r X X V

.
.
.
con Marina C. Kohon (*)
.
.
.

.
.
.

Avispa ruge incienso

mudez de labiohorizonte

            tu retama verde:

zumbido que espera el beso amarillo

            acaso al ocaso



Pizca de sal y agua

       en mi lengua

 en tu otra boca

que sin mirar-me con-tiene



     Polen escurridizo

deseo entre zumbido

          agujón y labio



Y atrás horizonte

    de lámina dorada,

         no luz carcomiendolfato



Sólo tus ojos lejos pendulantes

                   alas de avispa

      que se me anudan

tan insensibles

  de la naríz a la garganta.

.
.
.


(*) a éste le dimos una vuelta de rosca tecnológica

miércoles, 12 de octubre de 2011

- F a d e

                                                                                                         ...Un-done in the silent finger already...
.   .   .
.
.

rounded bass: sixth La tone
.
.
.

rastros  rotos

entre nevar pétalos

a velocidad de rumia y río



retazos remotos

de ritual rompecabezas

como migajas hacia el laberinto

.
.
.   .   .   /ac/

domingo, 9 de octubre de 2011

- B r a s s

                                                                                 ...recorded in a bass parelell MIDI channel after smashing the weird outtro...

.    .    .
.
.
.
.

ecos de la ceguera


.
.
.


nos lloviznábamos tenaces tenazas

con las manos llenas de gárgolas:

hasta el trémulo tremendo

asfixiar de plumones

nos redime



ácida

cal a caricias

desquicia las acacias

en este aquelarre donde maderas

te queman con fragores de cigarras…



.
.
.    .    .  /ac/

martes, 4 de octubre de 2011

Bit Ácara

.
.
.

.
.
.

senda de cenizas
donde sándalo
se sucede
azul

a su laberinto cárdeno subir
a sacudir las crines sepia
de todos sus seres

dedal y Dédalo
armas roncas
sobre sí

sudores salados
superan la sien
de la siesta

eso es todo:
desastre
cunde

.
.
.

domingo, 2 de octubre de 2011

3:03

.
.
.
.
.
.

No,

no tapes mi sol con tu bilis

otros dientes habrán hecho mejor trabajo

que la mugre debajo de tus uñas



No te quedes tampoco

ni en los pelos de tu ombligo

ahí no anochece lo adecuado /ni a tiempo/

digamos que las heridas no cicatrizan

en veinte cuadras a la redonda

y a vos los filos te superan



No manches con mi sangre tu bazofia

este cuadro no te cuadra

le pertenece al ejército maldito

que deambula por mis antros



Y a las putas más baratas

de-generaciones olvidadas

esas que ni nylon ni sombrero

apenas harapos que encontraban

en los cestos de basura los domingos



No,

no es éter tu voltaje

ni tu rostro roto

trementina...



Con vómito tibio fraguan mejor mis esculturas

ni con el sánscrito de tu suciedad

se completa mi ceguera renga & torpe



No,

no son cuadros de vanguardia

son decré(3,14)tos intestinales

manchando las nubes del paisaje

de v13jas culonas que se escandalizan

de verse mover tanto sucio en canaletas



Sí,

es tu mierda en mi mentón la que me jode

es la leche cortada de los rengos

a la deriva y en la puerta misma

de la concha de tu madre



No,

ni panales ni telas para el Louvre

un tapiz de pasto y podredumbre

después de que lo caguen los caballos

que se olvida de su nombre



y el tuyo

y el mío



y cuando el día por fin acaba

y quiere llamarse algo

se llama:

No
.
.
.

agosto 92 (Bar...)

.
.
.

.
.
.

dulce condena suena
contra el vidrio
al atardecer
.
lo marrón rojizo
en medio del bosque
y ecos del silencio agazapado
.
un gesto improbable
de lo inesperado
el último día
.
[vos habrás estado en quinto grado con regla de tres, el amigo invisible y algún libro
escapando del adiós entre tus padres
raya al medio
y sobre todo
una estela tirante hecha de lo no dicho
dejando tu mirada en las baldosas del trayecto]
.
octavio con tres centenarias
una noche
carreras desnudas por el lobby del hotel
festejando lo fácil de la apuesta
en las alfombras
.
maría en el baño
       -el mismo que chueco
         había inundado-
mientras los demás dormían
el veintidós a las ocho de la mañana
.
la sonrisa limpia
que se pierde al otro año
junto a lo rápido de dejar de verse
.
todo concluye al fin
lágrima fácil
y tonta
.
no falsa todavía
sino inocente
demasiado
.
[entonces no te veía ni sabía todavía con la piel cuánto puede doler soñar
soñar despierto porque dormido no, porque tu nombre era una repetición de primero a tercer grado, pero no vos
vos no]
.
espasmos del color que viene ahora
campera roja en la plaza
mirar la furia helada
del mar
ahí
.
primera traición:
lo frágil de la palabra amistad
queigualcuandodespuésahorasiempre
.
dulce condena en la radio
pero más que nada
todo lo olvidado

.
.
.



.

Ctg

.
.
.

 Vie23/09 en l.i.
.
.
.

en la última batalla
dulce es el sudor

catéteres de sangre
azulan los labios de la siesta

soledad de manos blancas
atosiga los rincones de la tienda
de campaña
todo calla:
el sol el aire los pájaros el horizonte
-hasta que la flecha atina-


y el envión postrero
de esa palabra que nunca dice
tiembla en los bordes de su mirada
buscándose en el temblor de otros labios

.
.
.

C

                                                                                                        "... adivino más que veo
                                                                                                        un campo soleado en mí
                                                                                                        aleluya, aleluya!..."
.
.
.

.
.
.

caricia carnosa

contra crin caliente:


agua de fuegos nos lleva






carnal incordura


catalizador entre vendas


que imágenes ni palabras pueden






cornisa corsario


cornucopia a fondo blanco


las fotos te quedarán adentro

.
.
.

Nieve Asir Intrépida

.
.
.
.
                                                                                                              Mientras miro el mal tiempo
                                                                                                              que muestra el ventanal
                                                                                                              caen las ramas desnudas
                                                                                                              que no tiemblan como vos
                                                                                                                      ...
                                                                                                              Pelusa muerta en los bolsillos
                                                                                                              y treinta y cinco mangos sucios
                                                                                                              de miedo y de autoencierro loco...
                                                                                                              Oh no! Oh no! Oh no!

                                                                                                                                   Ramas Desnudas
                                                                                                                                   Indio Solari (2007)
.
.
.


.
.
.

el silencio
la marcha frágil
todo lo que de febrero
trae el resto de los meses
y nos danza monedas en los pies

el sigilo
una paloma en vilo
las garitas donde duermen
linyeras que vagan por las noches
como nuestra paz deambula al conciliar el sueño


todo sí
y tan así,
lo lejos del aura
de cuando las manos
se nos llenaban de noche
a plena luz del día: una vela
con tu nombre y ninguna con el mío


.
.
.

I, tr 4:18

...pero cómo se respira ese caminar cuando ocluye hasta voz de cantor sin registro; andar de ida, ida eterna entre estela de papeles incendiarios; encontrar la forma de registrar esa respiración sin que toque nada ni cambie el ritmo del paisaje ni extienda su vuelo ni...

sábado, 1 de octubre de 2011

I, tr 4:19

...camina oscuro entre silencios del paisaje fantasmal, las dunas y la luna enlechan la noche, soñándola más que mostrarla; cada tanto para a mirar la estrella del sur: es cuando sus ojos brillan ajenos: hace mucho la estrella del sur se ha metido a empujar sus venas con el pulso aquilatado de un fulgor superior; para y mira, sigue; el titilar hipnótico de la estrella del sur lo vuelve beduino siempre en marcha al sur, percutir de silencio oscuro latente...

I, tr 4:20

                                                                          taxidermia.
                                                                                                  (Del gr. τάξις, colocación, arreglo, y -dermia).
                                                                                                  1. f. Arte de disecar los animales para conservarlos con apariencia de vivos.

                                                                                                              Real Academia Española © Todos los derechos reservados

... después de horas y horas de trabajo -inconfirmables a través de relojes, mas bien destránsito, tránsito secular hacia atrás, dentro de sí mismo aquí o allá, vidas viejas o ahora- sus ojos se vuelven cuencas sedientas de luz viva; tanto presente de muerte y su festejo, el cortejo de tener que dedicarse a mejorarla, a volverla algo hermoso donde el tiempo no pueda seguir estragando con sus garras y sus vientos, le deja la lengua picante de ganas de vida, de algo mundano, de calor real, que se conforma encontrando en tipografías de imprenta al aroma negro de un café que toma después de abrir por un rato la ventana...

viernes, 30 de septiembre de 2011

I, tr 4:21

...numerología taxonómica ventanas acá; cierra la puerta, corre las cortinas, calienta el agua, se acomoda; prende la luz, desocupa la mesa de trabajo, da vueltas llevando y trayendo los envases, las etiquetas, los papeles; ahora sí hay un ambiente, una burbuja; -¿de qué se escapa a esa celda?- peso brilloso de instrumentos de precisión alrededor del occiso mínimo recien caído: criatura extraña, primera vez que ve algo así: mezcla de pájaro, pez y ángel providencialmente estrellado contra su ventana...

I, tr 4;22

...siete, diecinueve, tres mil tres, todo lo que ocurre en función de una línea equívoca, no lineal; "locurre" y evoca, y se sucede a sí mismo y puede contarse por páginas que no llevan necesariamente números, sino llamarse subtítulos, símbolos, agujeros de márgenes irregulares con perfume a viejo, con el tacto de lo guardado desde hace mucho; enumerar impar de las páginas de color impreciso a lo largo de una galería paralela a la lluvia que las agrisa, les adhiere su moho de días y cenizas de recuerdos que ya no...

jueves, 29 de septiembre de 2011

15

.    .    .
.
.

.
.
.

hasta silencio

las hojas vuelven su color

hacia arriba, a perderse en el celeste que te ciñe

 
.
.
.   .   .

martes, 27 de septiembre de 2011

27

.
.
.




.  .  .
.
.


en la penumbra se saca las marcas del día

que la piel retiene

susurrante



arrumbar en la herrumbre lerda

de las venas

una sangre que te traiga

de este lado

.
.
.

lunes, 26 de septiembre de 2011

33

.
.
.

.
.
.


alejo tu foto y lo que queda es lluvia

bostezo de azules & cigarras

colgando del cielo



y los duendes que despintan tus escamas

hacen fila al filo del horizonte

para untarse tu color


.
.
.

domingo, 25 de septiembre de 2011

ol(i)m(p)o

.
.
.


.
.
.


y siempre la vigilia siempre

floresta interna de retinas desatinadas

obturación obtenida a ramalazos de sangre



albur, albor, labor, árbol

enumeración esotéricamente pagana

de todos los objetos que te conjuran al costado

del ala desnuda recién estrenada, verde en vuelo leve

que atisba espasmos & astillas de los maderos criados silvestres



en los jardines de un edén

anterior a sí mismo

.
.
.

m a t e

.
.
.

imagen: cortesía (involuntaria) de Gloria Soria
.
.
.


hora del aire y huele verde tucura

puñado de tarde que me aprieta los tobillos


contralto tornasol a contrasol, a contratiempo






gusto sepia del primer amargo de la tarde


en su rumia me demoro


como si dijera algo




.
.
.

u p s ! ! !

 




......................................................            hablábamos con L.



hay veces que ...    


                                (pero solo a veces, poquitos días perdidos entre muchos otros mejores)




...la poesía es una cagada de paloma


          en el hombro


                 de un viejo choto...


.
.
.

domingo, 11 de septiembre de 2011

17ºC

.
.
.

Anfiteatro (Paraná)
.
.
.

como para recordarme que existía

untó mis dedos con recuerdos

que el viento tradujo

a figuras bilinguales

de cinco sentidos



[ no soy más que esa chicharra

el latido del minuto que no ha vuelto

y la tarde contra el techo

vista desde abajo

desde dentro



sombras paseando en las entrañas

de una espiga de maíz



estela de puerta siempre abierta

cordones de celaje que apisona

el tambor de los pulmones ]



el grifo la sangre la urticaria

lo rojo de los ojos que prospera borde negro

y estas ganas de estrellarme

.
.
.

---

.
.
.

.
.
.



hurtándole tino a la pantera


atisbos de la siega dejan su perfume

entre ceja y ceja



relámpagos relamen: los contornos

el empecinamiento del tendón

y argucias de flechas

a destino preciso



todos los caminos acuden al caudal milenario

al canto continuo y quedo

de adentro



     t o d a   h u e l l a   l l e v a   a l l í



y un paso en la caverna

espeja en los ojos

ecos del estertor

 
.
.
.

sábado, 3 de septiembre de 2011

T r i p s

.
.
.

.
.
.



I


perfume a la hora del parque

mientras los lirios

sangran amarillo



nombre de estación vedada

calle vieja de adoquines

que la lluvia vuelve diamantes



coplas silenciosas

desfilan por la espalda soleada

de la siesta



retahílas de esquirlas de rocío

que buscan su seno en flor

para sonar fulgores



II

ese eco tibio del arroyo

que de noche cuelga

en tu pelo



una navaja de silencio

que entra y corta

y no enfría



III

atado subido puesto

de un piolín en una vidriera opaca de barrio

a mi muñeco lo mueve un viento

que silba algo parecido a las esquirlas

de tu nombre



algo así o lluvia

garras intercostales

vidrio, lagrimales cósmicos

de una garganta interminable

acusa suspiros de otros mundos

y supura abedules bonsai

en tu vereda



     [  atado subido puesto

                mi muñeco

      silba esquirlas de tu nombre


    y tu boca estirada

liba tormentas de suspiros ]












miércoles, 31 de agosto de 2011

Viernes, 3:39

...sentado mudo a la luz de las siete de la tarde, se moja un dedo mientras va pasando páginas, másparaseguiroyendolalluviaqueporleerloescrito: goteo hipnótico insidioso; mental, vuelve al aguacero de marzo, la sal de jade dejada por el dedo en la lengua es el alma de esa agua; cierra los ojos, almanaque reclina su cabeza hasta las rodillas: en los ojos no entra tanta luz ni imágenes en la cabeza, por eso las separa en páginas, para que alguna vez alguien las hojée oyendo lluvias de marzo...

Viernes, 3:37

...pasa las páginas yelsonidochasqueacomosulengua: hojas con principio y destino de fuego: lo rojo se llevará el pulso insidioso que las dictaran; cada página que pasa es una lluvia, relente de gotas incapaces de reproducir el conjuro de la historia entera; átona tinta que atonta al recordarse atónita, desnuda y de bruces recortada por lo que traspasa la ventana; cada página es una arista del poliedro en que rueda su fortuna mientras pasa las páginas yelsonidochasqueacomosulengua...