---V0C35--- (26) //0La5// (21) 07r05 4u70r35 (69) 0jo5 (27) 11uv1a (32) 2008 (2) 35k4m45 (31) 35Qu1na (12) 3n Ca5a (27) 50n3705 (22) 7i3rra (13) a mano alzada (61) A ras de Lengua (26) A7ulej0s (16) A8ua (43) AB3C3D4R10 (6) ACacia (18) Acaró71c0 (42) AiR3 (27) al80r35 (21) Alas (21) Amanecer (23) Amar1ll0 (29) Ár80l35 (23) Arcanos (40) área de Lino (16) Argelado (26) Atar-de-Seres (8) Autoparlante (15) AV35 (25) Azulapislázuli (36) B3lls (23) Ba-húles (29) barcos (24) Big Bang Baby. (4) Bilingual (16) bocetos (38) Breviario (53) Burning Blues (26) ByN (19) c0n 5an8r3 (22) C4ndy-C4r4m3L1a (11) cabos sueltos (28) Caducho (2) canciones (25) Canciones Traducidas (7) carbones rapaces (13) Cárdeno (1) Casas Rurales (5) cegueras (21) cicatrices (47) Cu3n705 (23) D A 2 (49) d-rota (13) D1x10nar10 P3rr0 (11) D3 M4dru84d4-MuyT4rd3 (12) D35ang3l4d0 (15) Da8u3rr071p05 (8) DDJJ (3) de antes (24) de/s/memorias (19) Decinas (2) dedos húmedos (24) DesProsas (3) Deudas Impagas (32) Deudas Pagas (20) El saludo de la lluvia (3) en las nubes (48) Entre Ríos (16) Erotozoo (43) Espejos (22) F0705 (19) f10re5 (22) fantomloop (21) Five Hundred Thousand Fingers (19) Frac/Tales (29) Frases (2) Fu380 (18) g07a5 (18) H13r8a5 (19) H3bra5 (19) H3bra5 para las c1nc0 de la Tarde (15) Haduendes (16) Hu31145 (7) Humar3da (14) Idus de Marzo (3) In Itinere (1) Inner Twitter (7) intertextos (2) IraAmarga (12) jirones (62) Ju3v35 (13) kitch (20) L05 3n735 (2) Le-Prosas... (2) Lilamorados (7) Lit3raTunning (2) LosJuevesYapa (11) LúD1ka (28) Lun35 (12) Luna (17) M4n05 (26) MDQ (18) message in a bottle (13) minimal (15) N38rur45 (17) Naufra8105 (17) noche (59) numeral (56) Ocres (56) Ok7u8r3 (16) Orquideario (16) Orugas (10) P135 (16) paedia (23) Páginas de "La mesa" (Grupo X) (2) para los navegantes (23) Paraná (11) Pé7r3o (27) Peceras (35) perfume (35) Ple8ar1a5 (22) Plumas (22) Plumifacencias (16) PolarOids (2) PostAle´s (3) PR05A1KA (9) Recortes Viejos (6) Recuentos de Marzo (27) reveses (30) rojo (54) Roturas varias (49) Rubí (2) S3ñas D3l su3ño (18) sal (10) Salina Grande (2) saludo-al-aire (8) sarco-sacra (9) serial killed (17) Serie Q (44) SeriePerlas (11) Silencio en fuga (22) Sinceralia (12) SiSm0g0ní45 (22) Smellin RandoM deVice (11) sol (14) soliloquios (51) Solitudes (28) SuCesión (20) Surreal (30) Sylne (2) teorías y conceptos (4) Tiempo (21) Tr3s D3dos (13) trabajos (4) Trípticos (10) tu nombre (36) TXTosterona (8) un dedo (37) urbaNeo (16) V (6) V13rn35 (15) V1g1L145 (21) V480n35 (26) Vademécum (18) Venezuela 2013 (11) Verano (21) Verdores (50) Versalia (60) viajes (49) zzzF3R45 (19)

viernes, 8 de enero de 2010

Mamá muñeca

.
.
.
María mira desde la cocina a su -ya ajena- niña, alzada apenas algunos centímetros del piso, declamar retos con su infantil tono gracioso. Su tamaño parece triplicar el fingido enojo para con su muñeca, a quien recrimina con un encono, que es más caricias, no tomar la sopa con fideos antes de que se enfríe, luego de la obsoleta amenaza de mandarla a la cama sin postre. Los trastos plásticos suenan a mundo en reciente pero constante formación, mientras sus ademanes en el aire desnudan una realidad de mentira, innata capacidad que desgraciadamente perdemos con el tiempo y revelan en el niño un poderoso reino sin final ni reglas tridimensionales.

Después se fija en la muñeca retada; María piensa que es un poco como su hija: ese vestidito impecable, un collar de falsas perlas, el pelo tan brillante como otra fantasía, casi propia.

La niña sofrena el reproche, mira de cerca a su bebé muñeca, le sonríe, la toma en su regazo y la arrulla hasta que se duerme. Se levanta con el mayor cuidado de no despertarla y corre a los brazos de su madre, ignorando haber sido otra durante el último rato de rol materno.

Sacude en el aire a su hija, le da vueltas de casera calesita, oliendo su cuello, su cabeza, andando un territorio que a menudo esconden los relojes y las insensatas obligaciones que obedecemos, de la misma manera que los elefantes olvidan la incapacidad física del hierro de seguir atando su cuello de la soga al piso, dentro de la carpa circense. Con ilógico asombro se redescubre aun niña en la sonrisa propia; y se le ocurre pensar si no será también ella misma aquella muñeca, aprendiendo el indoctrinable oficio de ser madre.
.
.
.

2 comentarios:

Makeda dijo...

Quizás no estás tan errado,debe ser asi el oficio de ser madre (Yo no lo sé,a mi ni me mires).

Alejandro Cabrol dijo...

Juaasssss miedo tal vez?

Si tiene que ser, será; cuando deba serlo, tranquila!!! Es necesario tu consentimiento, acordate!